Pensamiento de nuestra América. Autorreflexiones y propuestas (Descargar Libro)

Roberto Fernández Retamar

ISBN: 987-1183-35-6

Buenos Aires: CLACSO   http://www.clacso.org.ar/ , enero de 2006

(15,5 x 22,5 cm) 155 páginas

Pensamiento de nuestra América

INDICE

Prólogo

Lección inagural. Generalidades de la historia: dos siglos en un día

Lección Uno. Independencia o muerte

Lección Dos. Las dos grandes vertientes en la constitución de nuestras naciones

Lección Tres. Ante el naciente imperialismo contra la nueva metrópoli

Lección Cuatro. Tras el águila y la serpiente

Lección cinco. Utopía y radicalización en nuestro pensamiento

Lección Seis. Inicios de la segunda independencia

Lección siete. Insurgencia de la América marginada

Lección ocho. América den la historia. América piensa al mundo

Resumen

Bibliografía

Colaboraciones

Fernández Retamar es uno de los más exquisitos cultores de nuestra lengua y siempre resulta placentero para una institución como CLACSO, cuya misión es divulgar los resultados de las investigaciones y elaboraciones teóricas de los científicos sociales de América Latina, enriquecer su propuesta editorial con los escritos de quienes aportan nuevas perspectivas de interpretación de nuestra realidad social y, además, lo hacen con una estética deslumbrante que muy ocasionalmente se encuentra en los tradicionalmente áridos textos de los académicos.

Fernández Retamar, poeta, ensayista y pertinaz explorador de todos los recovecos de nuestra cultura, ilustra con su vida y su obra la permanente vigencia de una categoría social que los intereses dominantes y las modas intelectuales de nuestro tiempo trataron infructuosamente de borrar de la faz de la tierra: la del intelectual crítico.

Este libro, nacido del curso que su autor ofreciera a través del Campus Virtual de CLACSO, demuestra sobradamente la riqueza del pensamiento social latinoamericano. 

Prólogo : Atilio A. Boron

Fragmento

(…)Un prólogo a una obra tan rica como esta podría extenderse casi inde¬finidamente. Permítasenos pues evitar caer en tamaño error señalando, ya para concluir, un rasgo a nuestro entender importantísimo del pen¬samiento latinoamericano: su universalidad. En este y en otros ensayos, Fernández Retamar ha insistido en una idea seminal: nuestra condi¬ción de periferia del imperio nos obliga a ser universales. El “exotismo indoamericano” es uno de los peligros que, tal como acertadamente lo señala Michael Löwy, acecha al pensamiento crítico de nuestra región. Sin embargo, justo es señalar que en tal pecado han caído con harta más frecuencia europeos y norteamericanos que nuestros intelectuales críticos. Nuestra condición colonial y periférica no nos permite esos lujos. Así como Marx corregía la visión mesocrática de Hegel al conce bir al proletariado como la clase universal por excelencia, nos parece que Fernández Retamar aporta elementos suficientes para entender las razones por las cuales el pensamiento emancipador de nuestro tiempo tiene su hogar en lo que Martí apropiadamente denominaba “nuestra América” y no en las metrópolis imperiales. La sutil, extensa y a la vez férrea tiranía del imperialismo no nos deja otra alternativa que pensar en términos universales, trascendiendo los “exotismos” y los particula¬rismos. No se puede pensar seriamente a América Latina si no es des¬de el anti-imperialismo y el anti-capitalismo, anverso y reverso de un mismo y único tipo histórico de sociedad que ha colocado a nuestro planeta al borde de un holocausto. Cualquier pensamiento que omita abordar estos temas, en consecuencia, debe callar sobre todos los de¬más: hablar de democracia, derechos humanos o libertad, sin antes ex¬pedirnos sobre el permanente ataque que sobre estos valores perpetran el capitalismo y el imperialismo, descalifica como poco serio y superfi¬cial cualquier discurso, por bien intencionado que sea.

De lo anterior, de esta vocación inexorablemente universalista que caracteriza al pensamiento emancipador de América Latina, se desprenden numerosos problemas que mal podríamos tratar de exa¬minar aquí. No obstante, hay uno que quisiéramos por lo menos dejar planteado: ¿por qué ha sido precisamente nuestra región, y no otras también sometidas a la dominación imperialista como África y Asia, la que ha sobresalido en este proceso de elaboración de un pensamiento emancipatorio, radical y antiimperialista? Descartadas las hipótesis li¬neales que erróneamente adjudican a la pobreza y la miseria virtudes revolucionarias, concientizadoras o contestatarias, tanto en el plano político como en el intelectual, ¿por qué ha sido América Latina el escenario en el cual se han venido plasmando estas ideas? ¿Por qué ha sido precisamente en estas tierras donde se revive la teoría del im¬perialismo, donde se elabora la teoría de la dependencia, donde surge la teología de la liberación, donde aparece la pedagogía del oprimido, donde resurge la teoría del estado; donde, por fin, el marxismo renace con más fuerza en momentos en que gran parte de los intelectuales progresistas de las metrópolis imperiales aceptaban resignadamente participar en sus funerales?

Creo que hay varias claves que deberían ser exploradas en un tra¬bajo de más largo aliento. Por una parte, nuestra proximidad –geográfi¬ca, política, económica y social– con la Roma americana, para citar una vez más a Martí, es un elemento decisivo catalizador del pensamiento crítico. Si bien no hemos vivido en sus entrañas, como el Apóstol de la independencia cubana, conocemos muy bien al monstruo, lo tenemos muy cerca, y eso no puede sino favorecer una visión integral del capi¬talismo y del imperialismo, de su insanable naturaleza predatoria y su absoluta incapacidad para construir un mundo en donde imperen la ¬ justicia, los derechos humanos, la libertad y la democracia. En segundo lugar, porque Cuba está en América Latina, y sus luchas, su coherencia a lo largo de casi medio siglo, su inclaudicable vocación de construir el socialismo a pesar de los bloqueos, atentados y sabotajes de todo tipo pergeñados por el imperialismo, constituyen un ejemplo extraordina¬riamente pedagógico y una permanente fuente de inspiración para los interesados en la “autorreflexión” que nos propone Fernández Retamar. En tercer lugar, por la vitalidad de los movimientos sociales de la re¬gión que han venido oponiendo creciente resistencia a los proyectos del imperialismo. No fue por casualidad que Perry Anderson escribió que América Latina está a la vanguardia de la lucha mundial contra el neo¬liberalismo y el imperialismo. Las consecuencias intelectuales de seme¬jante protagonismo no pueden por lo tanto sorprendernos3. Finalmente, una cuarta clave tanto o más polémica que las anteriores tiene que ver con lo siguiente: América Latina se ha convertido en la heredera privile¬giada de las mejores tradiciones del pensamiento emancipador y liber¬tario europeo, mismas que fueron relegadas al museo de antigüedades por gran parte de la intelectualidad del Viejo Continente. Por supuesto que esto no nos torna inmunes al riesgo simétrico al del “exotismo in¬doamericano” señalado por Löwy: el de un decadente “eurocentrismo”, que obstaculice irreparablemente la comprensión de nuestras propias realidades al percibirlas como torpes “desviaciones” de la historia ideal hegelianamente desplegada en tierras europeas.

Es un riesgo que debemos afrontar. Pero el otro, aún más grave, es el de arrojar totalmente por la borda la tradición intelectual europea, incluyendo al marxismo además del psicoanálisis y las revoluciones teóricas de proyección universal protagonizadas por Darwin y Einstein. Para desarrollar una fecunda síntesis teórica capaz de promover y faci¬litar los procesos emancipatorios, el pensamiento crítico latinoameri¬cano deberá navegar por un estrecho erizado de toda clase de acechan¬zas pero también pletórico de grandes promesas. Por su utilidad para transitar por este azaroso recorrido, este libro de Fernández Retamar constituye un valiosísimo e indispensable mapa de navegación.

Buenos Aires, 21 de diciembre de 2005

 

Descargar Libro:  Pensamiento de nuestra América

 

 

About these ads

4 comentarios to “Pensamiento de nuestra América. Autorreflexiones y propuestas (Descargar Libro)”

  1. Este libro ya fue expuesto en el mes de mayo en este blog . Pero por error lo subí incompleto.

    Les pido mil disculpas

    Aquí comparto con Uds. la versión completa de este interesantísimo libro.

    Un saludo fraternal

    Latina

  2. […] See original here: Pensamiento de nuestra América. Autorreflexiones y propuestas … […]

  3. […] Pensamiento de nuestra América – Autoreflexiones y propuestas […]

  4. queridos amigos
    veo que el pensamiento latinoamericano no entra en el pensamiento originario y las diferentes vertientes de los movimientos de nuestros actuales indígenas en contacto con sus cosmovisiones y propuestas mucho más cercanas al comunitarismo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.241 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: