Bajo las alas del Cóndor (Descargar Libro)

Un regalo de la Feria del Libro de La Habana

 
 

Autor: José Luis Méndez Méndez

 

 

INDICE

Introducción, por Stella Calloni

■La guerra por los caminos del mundo

■Los primeros acercamientos

■La Operación Cóndor

■El Cóndor vuela a Europa

■Volar la embajada de Cuba en París

■Michael Townley: ¿Agente de la CIA, de la DINA, o de ambas?/30

■Maten al demócrata cristiano

■Eliminar a Carlos Altamirano

■Desaparece Orlando Bosch

■Bienvenidos a Santiago

■Operación en San José

■Deportar a Rolando Otero

■Nos vemos en Bonao

■La Operación CORU

■Las operaciones Cóndor y CORU se unen

■Maten al Embajador de Cuba

■Secuestro, tortura, desaparición y muerte, un estilo de la CORU

■Terror en la avenida de las embajadas

■Sospechosos: terroristas de la CORU

■El proyecto Andrea

■Perú se incorpora a Cóndor

■El Cóndor sigue volando

■Los documentos del FBI

Epílogo

Anexos5

Bibliografía

Cronología 

  

Prólogo

El 22 de diciembre de 1992, un pequeño grupo de familiares de desaparecidos y víctimas de la dictadura de Alfredo Stroessner —que perduró 35 años en Paraguay— encabezados por Martín Almada, pedagogo y abogado, y el joven juez Agustín Fernández, llegó sorpresivamente ante una sede policial del barrio de Lambaré en Asunción, la capital paraguaya, y en nombre de la justicia ingresaron al lugar.

Adentro encontraron varias toneladas de papeles. Eran los archivos de la dictadura, la historia del horror escrita día a día por los victimarios.

El hecho intentó ser ignorado por la gran prensa del mundo pero el extraordinario descubrimiento no pudo ser finalmente ocultado. Almada, víctima de la dictadura strossnista, había logrado testimonios y evidencias suficientes para seguir las pistas que llevaron hacia esa sede policial en Lambaré.

Además de la saga de informes, de los partes de la trágica rutina de la represión, de los testimonios de espionajes y transcripciones de los interrogatorios bajo torturas, en esos archivos se encontraron varios documentos que permitieron comenzar a reconstruir la historia secreta de una criminal acción de contrainsurgencia, que bajo el nombre de Operación Cóndor, dejó centenares de víctimas en la región.

Fue una de las diversas operaciones que se realizaron en el marco de la siembra de dictaduras militares en el Cono Sur en los años setenta, como consecuencia de la aplicación de la Teoría de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Los pueblos quedaron atrapados bajo la imposición de los terrorismos de Estado que, supuestamente para combatir el “peligro del comunismo”, produjo un genocidio regional.

Varios libros se han escrito sobre la Operación Cóndor, que fue una verdadera coordinación criminal entre las dictaduras del Cono Sur, una alianza o “asociación ilícita” para espiar, vigilar, secuestrar personas, intercambiarlas ilegalmente entre un país y otro y para asesinar, desconociendo fronteras, soberanías y derechos.

Pero faltaba escribir la historia de los antecedentes y de la participación de los terroristas “protegidos”, esos verdaderos ejércitos en sombras, que antes de “oficializarse” la Operación Cóndor ya se trasladaban por diversos países para cometer atentados y asesinatos.

Los gobiernos militares y sus servicios de inteligencia contaron con el “trabajo de guerra sucia” sistemático de esos grupos parapoliciales, paramilitares, mafias y asesinos a sueldo, que actuaban al servicio de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos o de organizaciones derechistas del mundo.

Entre estos sobresalían por la impunidad de su actuación protegida por la CIA, el Buró Federal de Investigaciones (FBI, siglas en inglés) y otras instituciones, los terroristas anticubanos que anidan en Miami y que realizaron infinidad de acciones criminales, como gendarmes de esas mismas agencias en todo el mundo.

Por esa razón el libro Bajo las alas del Cóndor, de José Luis Méndez Méndez, vino a cubrir un importante espacio vacío en el  conocimiento del accionar de esos grupos que fue clave en el ajedrez de la muerte de Cóndor, la operación contrainsurgente más simbólica del terrorismo de la “seguridad nacional”.

El libro revela datos desconocidos, secretos ocultados cuidadosamente, conspiraciones asombrosas tejidas en las oficinas ovales de Washington, donde se traman desde invasiones, guerras sucias, asesinatos individuales y masivos, destrucción de países, guerras ilimitadas. Y es esencial conocer la capacidad criminal de los mercenarios de la muerte, en momentos en que todo el mundo es la frontera de seguridad del mayor imperio que conoció la humanidad.

En ese entramado, el autor traza una línea imprescindible para conocer los caminos de la tragedia latinoamericana y la saga criminal de estas organizaciones terroristas que continúan actuando de la misma manera, como se reveló en el intento de asesinar en Panamá durante la Cumbre Iberoamericana del año 2000, al presidente de Cuba Fidel Castro.

Las andanzas criminales de los terroristas anticubanos como Luis Posada Carriles, Orlando Bosch, Virgilio Paz, Dionisio Suárez, los hermanos Novo Sampoll, Pablo Gustavo Castillo Díaz, Gaspar Eugenio Jiménez Escobedo, Orestes Ruiz Hernández, y tantos otros, mostradas a través de una impecable investigación y documentos irrefutables no hacen sino mostrar descarnadamente la doble moral de Estados Unidos.

Los vínculos de esas organizaciones con la CIA o el FBI, y otras agencias similares, para las que trabajaron y trabajan, son también la evidencia de los vínculos de las mismas con el poder político, que les asegura impunidad eterna y buenos negocios. Demuestra Méndez Méndez que el FBI tiene registrado cada paso dado por los terroristas, cada asesinato, atentado o acción desestabilizadora.

Mesurado en el lenguaje y en la exposición, el autor logra un documento preciso y acucioso, que convierte en una narración formidable.

En importantes entrevistas realizadas por el autor, como las que mantuvo con el general (r) Manuel Contreras, quien fue jefe de la policía política del dictador Augusto Pinochet, en Chile —país sede de Cóndor en los años del horror—, en investigaciones y cruzamientos de informes; se labra, con tejido muy fino, una historia clave para entender lo que sucedió y lo que aún sucede.

También existe una cuidadosa cronología de los actos terroristas ejecutados por estos grupos entre 1975 y 1976 y anexos que permiten indagar en documentos hasta hoy desconocidos.

Sin duda, Bajo las alas del Cóndor será un instrumento clave para

llegar a los recovecos más profundos en ese rompecabezas de la muerte; especialmente para los sobrevivientes y familiares de las víctimas que buscan verdad y justicia en una serie de juicios contra la Operación Cóndor, sus responsables ideológicos, intelectuales y ejecutores. Dilucidar los entramados del horror, es dar otro paso para derrotar la impunidad que prevalece y amenaza a la  humanidad.

Stella Calloni, 19 de abril de 2006

Descargar Libro:  Bajo las alas del cóndor

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.162 seguidores

%d personas les gusta esto: