Archivos para ALCA

Países de América Latina firman tratado de libre comercio con la Unión Europea

Posted in Latinoamérica, Política Internacional with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 23 mayo 2010 by La Historia Del Día
Pablo Harlen

Radio Trinchera

 

Pese a la protesta social internacional contra dicho tratado por ser nocivo para los pequeños y medianos productores de ambos continentes, el día de ayer se ha declarado oficial el acuerdo en el marco de la VI Cumbre U.E. y América Latina.

Mientras el Mercosur aún se mantiene en negociaciones, Honduras, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Costa Rica ya han acordado comercializar con el bloque europeo, en condiciones de mucha desventaja para la población latinoamerica. Así también lo hicieron individualmente Colombia , México, Chile Y Perú.

Según declaró el presidente del Consejo de la Unión Europea Herman Van Rompuy, en torno al acuerdo se discutió también sobre la situación política, cambio climático, cooperación y estrategias de seguridad en la región.

Rompuy, un ferviente defensor de la supremacía católica, agregó que “…las claves del acuerdo son ambición, realismo, resultados concretos y recobrar la confianza”.

Los representantes de los países que integran la Unión Europea, como también EE.UU., históricamente han estado interesados en los recursos naturales, mercado de consumo, economía y política Latinoamericana, ejerciendo cierto control a través de sus corporaciones y apoyando abiertamente acciones en contra de los intereses de la población, como por ejemplo el golpes de estados del 2002 contra el gobierno de Hugo Chávez o el más reciente en Honduras contra Manuel Zelaya.

Cabe destacar que la mayoría de los gobernantes latinoamericanos de los países firmantes del TLC, son de tendencia neoliberal y se han mostrado reacios a ingresar al ALBA, (organización liderada por Venezuela que busca la integración latinoamerica y el Caribe con enfoque socialista) pero sin embargo han estado muy entusiasmados y prestos a acercarse a la U.E., (cuya economía pende de un hilo) en un tratado que busca profundizar las privatizaciones, explotación de la mano de obra y expoliación los recursos naturales de América Latina, donde los únicos beneficiarios serán las grandes corporaciones.

Con la misma excusa capitalista, La Unión Europea ha buscado afanosamente acuerdos de libre comercio con América Latina, especialmente desde 1995, como respuesta a EE.UU y al ALCA, (Area de Libre Comercio de las Américas) el tratado entre EE.UU. y Latinoamérica (excepto Cuba), que fue detenido por la acción conjunta de varios países especialmente Venezuela y Brasil por considerarlo un arma neoliberal contra la región.

El ALCA se proyectaba como la extensión del NAFTA, tratado de libre comercio entre EEUU, Canadá y México. México es un claro ejemplo de la peligrosidad de los TLC con países de políticas neoliberales, que debido a que fue obligado a entregar los recursos naturales, privatizar la industria, los servicios público y a competir con los productos subsidiados desde Canadá y EEUU, sufrió la banca rota del sector productor mexicano, la pérdida de tierras y un interminable éxodo de las población agrícola a las ciudades o a EEUU.

Aunque en ocasiones la U.E. y EE.UU. coinciden en sus objetivos, en realidad se encuentran en una guerra geopolítica cada vez más voraz y mientras algunos países latinoamericanos como Venezuela , Boliviana, Cuba y Ecuador caminan por el sendero de los pueblos libres, otros países especialmente en Centro América todavía cargan el yugo de las políticas capitaslistas.

Actualmente la U.E. tiene diversos tratados bilaterales con varios países de América, pero el verdadero objetivo desde 1995 es acaparar al Mercosur, por ser el mayor sector económico de latinoamérica.

Haciendo uso de los Tratados de Libre Comercio, las grandes potencias se empeñan en eliminar las barreras de protección económica de América, para dejar el camino libre al comercio y la explotación a través de sus corporaciones, mientras por otro lado restringen y criminalizan en libre tránsito de los seres humanos que han sido empobrecidos y desplazados por dichas corporaciones.

Así es como a través de los siglos la ingenua América Latina sigue entreganto todas la riquezas y mano de obra a cambio de las misma mentiras colonialistas de progreso y bienestar, donde el resultado por todos conocido es de constante hambre y desolación.

http://radiotrinchera.org

ALCA con la Unión Europea?

Posted in Latinoamérica with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 18 mayo 2010 by La Historia Del Día
ALAI net
Julio C. Gambina

Empieza esta semana en Madrid, España, la VI Cumbre América Latina y Caribe – Unión Europea, ALCUE. En ese marco se reabren las suspendidas negociaciones entre la UE y el Mercosur para celebrar un acuerdo de libre comercio.

Un interrogante es si a 5 años de enterrado el debate del acuerdo de libre comercio entre EEUU y América Latina y el Caribe, se reabre uno entre Europa y el Mercosur. Hay que recordar que en Mar del Plata, Argentina, durante la IV Cumbre de Presidentes de América, los principales opuestos al tratado de libre comercio de la región con la potencia del norte fueron los países del Mercosur y Venezuela (aún no había requerido su ingreso a la integración entre Brasil, Uruguay, Paraguay y Argentina). En simultáneo sesionaba la Cumbre popular que había sustentado lo esencial en la denuncia a la sociedad sobre los negativos efectos de la liberalización para la mayoría de la población. La cumbre actual también tiene su movilización popular alternativa que incluye un enjuiciamiento al accionar de las transnacionales europeas en la región.

La discusión con Europa se inició en el 2000 y fue interrumpida en simultáneo con los límites establecidos a Washington. Es que las asimetrías son gigantes y los países capitalistas desarrollados proponen apertura de la economía, liberalización, para poder colocar su producción en nuestros países, al mismo tiempo que mantienen gigantescos subsidios a su producción local, o a sus exportaciones, impidiendo el ingreso de los productos del resto del mundo, es decir, proponen una apertura asimétrica conservando alta protección según sus intereses.

El supuesto actual de la reapertura de negociaciones se justifica en la orientación gubernamental crítica a las políticas hegemónicas en los últimos años al frente de ambos procesos de integración. De un lado la presidencia temporal de José Luis Rodríguez Zapatero, socialista español, y del otro Cristina Fernández, con un fuerte discurso contra el neoliberalismo y las políticas hegemónicas en la década pasada. La coincidencia en la coordinación temporal de ambos bloques animó la reapertura de la discusión por un tratado de libre comercio, pero la realidad enturbia lo que parecía un tránsito por senda de rosas.

La crisis de la economía mundial oscurece los acuerdos, pues el socialismo europeo intenta respuestas anti crisis de neto corte neoliberal, similar a las aplicadas en los 80´ y 90´ en la región latinoamericana y caribeña. ¿Qué son las disminuciones de salarios, las extensiones de las jubilaciones, los congelamientos de pensiones y las disminuciones de partidas de gasto público social de gobiernos socialistas en Grecia o en España? Pero también se complica la situación por este lado y Argentina intenta frenar el crecimiento de las importaciones, lo que supone reclamos de los principales socios comerciales: Brasil, China y especialmente Europa; un territorio de larga tradición en el intercambio con nuestro país.

Pero yendo a la cuestión de fondo, lo que se discute es el ingreso de producción agropecuaria a Europa y de productos industriales al Mercosur. Es difícil que en medio de la crisis europea se reduzcan sustancialmente los subsidios a la producción agropecuaria, siendo Francia uno de los principales afectados y responsable de la política comunitaria, no solo en cuestiones de producción en el agro.

Desde el otro ángulo, es Argentina la más perjudicada con el tratado, pues si se abre la puerta al ingreso de bienes industriales, Argentina es el país más vulnerable. Brasil tiene un desarrollo industrial que le permite competir con la industria europea, y Paraguay y Uruguay son países con más desarrollo en los servicios que en la producción manufacturera. El que tiene más para perder es Argentina, que no desarrolló en su reciente ciclo de crecimiento de la economía una producción fabril diversificada y en condiciones de competir en el mercado mundial.

Un elemento crítico adicional a la suscripción de un tratado de libre comercio proviene de la vulnerabilidad a que se someten los países con estos estatutos de la liberalización. Argentina es el país de América que más tratados bilaterales de defensa de las inversiones ha suscripto y que con ello el país fue llevado a tribunales internacionales por sumas millonarias, que aún cuando no terminen en sentencias favorables a las empresas, sirven como chantaje contra el país en la obtención de ventajas en materia de precios internos que afectan y deterioran la calidad de vida de la población.

Nada favorable generan estos estatutos de libre comercio para los pueblos, por lo tanto, la expectativa es que junto a las trabas objetivas que supone la crisis capitalista en curso y con epicentro en Europa, las movilizaciones de la cumbre popular difundan un programa de alternativa ante la nueva ofensiva del capital por la liberalización del orden socioeconómico mundial.

Buenos Aires, 16 de mayo de 2010

- Julio C. Gambina es Profesor Titular de Economía Política en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, UNR. Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP. Integrante del Comité Directivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO. http://www.juliogambina.blogspot.com

http://alainet.org/active/38244

Las perspectivas de la integración

Posted in Latinoamérica, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 17 marzo 2010 by La Historia Del Día
Argenpress info

Juan Diego García

 

 

Dadas las nuevas condiciones de la división internacional del trabajo nadie cuestiona seriamente la necesidad de conformar bloques de países con suficiente entidad de manera que se facilite sobrevivir en la selva de un capitalismo neoliberal que sigue tan campante a pesar de la crisis mundial e impida que se perpetúe, en condiciones aún más onerosas, la dependencia histórica de la periferia pobre del planeta.

En Latinoamérica y el Caribe este proceso presenta dos grandes alternativas diametralmente opuestas. La Asociación para el Libre Comercio de las Américas –el ALCA- una iniciativa de los Estados Unidos que va mucho más allá de un comercio sin fronteras desde Alaska a Tierra del Fuego y supone de hecho la disolución de las entidades nacionales al sur del Río Grande bajo la supremacía de Washington. Esta fórmula comprende la renuncia a todo proyecto desarrollista, la sustitución de la industria nacional por las “maquilas”, la producción de mercancías de escaso valor agregado, la vuelta a la condición de simples economías extractivas, el desplazamiento de muchas decisiones claves de las instancias legislativas nacionales a organismos controlados de hecho por las multinacionales y la proliferación de bases militares de los Estados Unidos (o la OTAN, como ya se ha sugerido) que aseguren el control de la región. En síntesis, dicha “integración” –que tras el fracaso del ALCA avanza a través de los Tratados de Libre Comercio (TLC)- significa ni más ni menos que elevar la dependencia tradicional a formas más perfeccionadas, una edición corregida y aumentada del colonialismo clásico.

Esta “integración” tiene, evidentemente, la finalidad de recuperar el terreno perdido por Estados Unidos frente a los inversores de Europa y Asia que ahora compiten con ellos por mercados, materias primas y zonas de influencia. No es por azar que los europeos propongan sus propios TLC´s y chinos, rusos y japoneses procedan en la misma dirección.

En sentido contrario se impulsa la integración de los países latinoamericanos y del Caribe a través de mecanismos que afirmen la independencia frente a los Estados Unidos. El mercado común del sur –MERCOSUR- intenta constituir una barrera para defender el trabajo nacional. El Banco del Sur pone fin al dominio de las entidades financieras internacionales (FMI, BM, OMC, etc.). Petrosur funciona como una iniciativa que garantice autonomía en el manejo de los recursos energéticos. El Grupo de Río constituye una alternativa ante la crisis insalvable de la OEA, más ahora que se ha decidido crear un mecanismo de coordinación sin la presencia de Estados Unidos y Canadá. La construcción de grandes obras de infraestructura asegura un vínculo físico efectivo entre sus miembros (siempre se construyó la infraestructura en armonía con la condición colonial: mirando hacia las metrópolis; ignorando al vecino inmediato). Los proyectos educativos, culturales y de comunicación son un instrumento clave para fortalecer la identidad propia. El Consejo de Seguridad Regional puede llegar a ser el reemplazo ideal del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) anulado cuando Washington apoyó al Reino Unido en el conflicto de las islas Malvinas.

Si estas iniciativas prosperan, no sería extraño que fuerzas regionales intervinieran, por ejemplo, al lado de Argentina en un nuevo conflicto con los británicos y en contrapeso a la IV flota que ya navega en el Atlántico. También es posible que, en un momento dado, todos estos países se decidieran conjuntamente a no pagar una deuda externa que ya han cancelado con creces. Una moneda propia rompería el monopolio del dólar. Sistemas educativos comunes, empresas de telecomunicaciones compartidas mediante sus propios satélites y otras del mismo tipo, darían a esta integración – a mediano y largo plazo- la posibilidad no solo de romper los lazos de la dependencia sino la oportunidad de salir de la pobreza.

Como todo proceso de integración, el de latinoamericanos y caribeños tiene fortalezas y debilidades que imponen períodos más o menos prolongados para solidificarse. La Unión Europea ha necesitado casi medio siglo para alcanzar una estabilidad suficiente y aún tiene grandes retos para consolidarse, como los problemas del euro o su ampliación, por ejemplo.

Los dos proyectos de integración mantienen de hecho un pulso enconado. El golpe militar en Honduras y la victoria de la derecha neoliberal en Chile refuerzan sin duda la estrategia estadounidense. En la misma dirección deben interpretarse los esfuerzos denodados de Washington por debilitar el ALBA porque reúne a los gobiernos vanguardia en el proceso de integración. Como expresión de esta estrategia desestabilizadora no deben excluirse nuevos golpes de estado o guerras destinadas a derribar gobiernos populares como el de Venezuela.

Sepultada la iniciativa del ALCA se la reemplaza por tratados de libre comercio y la formación del llamado “eje Pacífico” que incluye Chile, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras y México. Un “eje” sumiso a los Estados Unidos que espera ampliarse con los esperados triunfos de la derecha en Brasil y Argentina debilitando al “eje Atlántico” y abriendo la posibilidad de someter a los nacionalismos díscolos de Ecuador, Venezuela, Bolivia y, naturalmente, conseguir aislar de nuevo a Cuba, la eterna piedra en el zapato del imperio. A los estrategas estadounidenses preocupa mucho la suerte de Brasil. Y está por comprobarse si aún en el caso de una victoria de la derecha el país cambiaría substancialmente su aspiración a potencia regional autónoma y en consecuencia, de obstáculo a la expansión gringa en la región. Tampoco debe darse mucho crédito a la campaña mundial de los medios de comunicación (ya se sabe en manos de quien están) que dan por inminente la caída de Chávez y el principio de una cadena de derrotas del “populismo” que volverían las cosas a su “cauce normal”. Por supuesto, tampoco faltan los pronósticos recurrentes en el último medio siglo que dan a la Revolución cubana en sus últimos estertores.

La iniciativa de integración latinoamericana y caribeña presenta avances considerables pero al mismo tiempo enfrenta desafíos enormes. En la búsqueda de su soberanía e independencia real estos países han ganado batallas muy significativas pero en manera alguna puede darse la guerra por terminada. El núcleo principal de este proyecto es el desarrollismo nacionalista, esta vez impulsado por movimientos populares a diferencia del populismo clásico que siempre estuvo bajo la hegemonía de sectores de la misma burguesía criolla. Por su parte las oligarquías criollas apuestan por la “integración” con su aliado tradicional, entre otros motivos porque una integración basada en proyectos desarrollistas supone necesariamente el fin de su mundo de privilegios. Por su parte, la estrategia estadounidense tampoco las tiene todas consigo. Sus aliados en el continente son minorías sociales que solo se mantienen en el poder por medio de la violencia, el engaño o aprovechando la debilidad de las fuerzas populares tras dictaduras sangrientas (como en Chile, por ejemplo).

Mientras los promotores de la integración se distinguen por su origen democrático incuestionable, los amigos de Washington constituyen una legión de impresentables: Calderón gobierna gracias al robo de las elecciones; Lobo es fruto del golpe militar; Uribe arrastra el baldón de la violencia y el fraude electoral; Alan García es un personaje sin principios e igualmente manchado por la guerra sucia como Uribe, y Piñera, pupilo de Pinochet y furioso neoliberal, promete recoger el legado de Uribe. No menos impresentables son los personajes derrotados en las urnas por los movimientos populares, que aguardan su segunda oportunidad. La guerra social continúa y la integración regional es una de sus batallas decisivas.

http://www.argenpress.info/

Crónica para coleccionistas: Ofensiva 2010

Posted in Historia with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 22 febrero 2010 by La Historia Del Día

AmericaLatina,EE.UU

Judith Valencia

ALAI net

La contrarrevolución diseño su ofensiva 2000 tanteando las fuerzas, desde Colombia con Alvaro Uribe y el Plan Colombia/1999. Detener la movilización de los pueblos contra el ALCA y neutralizar la voluntad constituyente de Hugo Chávez les ocupo los primeros años. Actuaron con los mecanismos de injerencia tradicionales que no le dieron buenos resultados y después del fallido golpe de Estado en Venezuela, intentaron distraer con el dialogo en nombre de ‘construir consensos’. Entre los años de 2003 al 2005 los logros fueron muchos y variados. En enero 2003 asume la presidencia de Brasil Lula, Argentina vivía lo suyo desde diciembre de 2001 y se sumara el triunfo del Frente Amplio en Uruguay en octubre 2004. Venezuela y MERCOSUR replantearan la política hemisférica de las Cumbres de las Américas para sellar el desacuerdo con el ALCA en la IV Cumbre de Mar del Plata / 5 de noviembre de 2005. A partir de allí reprograman la ofensiva.

 

2

 

Preparación del terreno para la ofensiva 2010. Acontecimientos.

 

Diciembre de 2005.- A un mes de Mar del Plata, Uribe no asiste a Brasilia / Comunidad Sudamericana de Naciones /CSN. Uribe, el 14 de diciembre esta en la Cumbre Petrolera Mesoamericana, incorporando a Colombia al eje petrolero hacia el norte / PPP

 

Diciembre de 2005.- En Brasilia, reunidos los Presidentes de Sur América debaten la evolución de la CSN/ con agenda aprobada por los Cancilleres en Guayaquil el 2 de agosto. Los Presidentes Chávez y Tabaré Vásquez hicieron circular una carta para el debate. Comienza la transformación de CSN hacia UNASUR. Designan una Comisión de Reflexión que sesionara todo 2006. Este proceso tomara más del tiempo debido. Previsto para concluir el 6 de diciembre en la Reunión de Presidentes en Cochabamba, tendrá que esperar hasta el 17 de abril/ Isla de Margarita /Venezuela. El documento de ‘Tratado Fundacional’ tiene fecha de 23 de mayo 2008 y está aún pendiente de ratificación legislativa. Este es un ‘pecado original’ que le brinda tiempo al enemigo, dato a tener en cuenta, muy a pesar del avance de los pueblos. [Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega asumen las presidencias . Hugo Chávez y Lula son reelectos.]

 

Febrero de 2006.- Alvaro Uribe concluye las negociaciones del TLC con USA. La Denuncia de Venezuela a la CAN / 22 de abril de 2006, interrumpe la posibilidad de inyectar el TLC hacia Suramérica a través de la convergencia CAN / MERCOSUR como plataforma institucional de la Comunidad Suramericana /CSN. [El proyecto continua, arremeten en 2010 a través de la Nueva Institucionalidad propuesta en la Cumbre de la Unidad / Cancún, febrero de 2010]

 

2006/2007.- Los procesos constituyentes de Bolivia y Ecuador y el regreso sandinista a Nicaragua interrumpe / retarda, la arremetida contrarrevolucionaria. Intentos fallidos de recomponer la CAN [Chile se incorpora]. Los pueblos movilizados se organizan y relacionan / Cumbres de los Pueblos.

 

Julio / diciembre de 2007.- Arremete Uribe con la modalidad del Canje Humanitario / aparece Juan Manuel Santos en la competencia por la anuencia yanqui. Venezuela compromete a varios de los gobiernos progresistas y no logran el objetivo final: sacar a Chávez y atraparlo como terrorista. El 31 de diciembre Uribe falla en su cometido.

 

1° de marzo de 2008.- Colombia /USA atacan a Ecuador. Todo lo contrario de lo esperado, se fortalece Correa y el Proceso Constituyente.

 

8 y 15 de marzo de 2008.- La OEA y el Grupo de Río resuelven defender la soberanía de Ecuador. UNASUR y el ALBA dan muestra de fuerza y voluntad política.

 

11 de septiembre de 2008.- Masacre en Pando. Golpe secesionista en Bolivia.

 

15 de septiembre de 2008.- UNASUR y en su seno el ALBA confirman fuerza y voluntad política en Santiago de Chile.

 

2008.- Durante el año los procesos constituyentes de Ecuador y Bolivia se consolidan. Nuevos miembros se adhieren a la ALBA. Reconocen el alcance de la crisis mundial de el capital. Avanza la estrategia Obama y sale Bush. La contrarrevolución da muestras de que venía buscando alianzas entre fuerzas políticas y gobiernos progresistas, en la ruta hacia la V Cumbre de las Américas/ Trinidad & Tobago / 19 de abril de 2009.

 

24 de septiembre de 2008.- En Nueva York, Bush reúne a Canadá, Centro América sin Nicaragua y a tres de UNASUR: Colombia, Chile y Perú. Firman una Declaración “Caminos hacia la Prosperidad en las Américas”, sentido de preámbulo hacia Trinidad & Tobago. Con la firma de Honduras perfora al ALBA y con Colombia, Chile y Perú divide a UNASUR.

 

Octubre de 2008.- Itamaraty y Lula / Brasil sorprenden al convocar a Latinoamérica y el Caribe para diciembre en Salvador / Bahía y en las propuestas retoman la ruta política de F.H.Cardoso/ septiembre de 2000.[Desarrollo-Integración-Convergencia]

 

14/15/16 y 17 de diciembre de 2008.- Multicumbres en Salvador / Bahía. Itamaraty contraataca y retoma su liderazgo diplomático de los 90’s.[Siempre debemos tener presente que Brasil comparte la copresidencia del ALCA con los Estados Unidos.] Convocan a los gobiernos miembros de: SICA / CARICOM / AEC / CAN/ MERCOSUR, ” Latinoamérica y el Caribe sobre Integración y Desarrollo ” / CALC, ya en el sitio se constituyen como 1ª Cumbre para la Unidad de la Región. Se reúne el Grupo de Río e incorpora a Cuba. Todos juntos van camino a Cancún 2010.

 

28 de marzo de 2009.- Chile de anfitrión en Villa del Mar, termina de armar la orquesta para el concierto del año. Se reúne un Grupo Mixto de Países Progresistas: Reino Unido, Noruega, España, Estados Unidos, Brasil, Argentina, Uruguay y Chile. Abren al norte, resquebrajan a UNASUR y comprometen a MERCOSUR. También emiten un pronunciamiento.

 

19 de abril de 2009.- Trinidad & Tobago. V Cumbre de las Américas. No firman Declaración conjunta, no tenía sentido mostrar las diferencia si ya venían trabajando hacia Cancún 2010. La contrarrevolución sabe programar sus tiempos y tiene métodos para sistematizar las piezas en juego. México con la Secretaría Pro-Témpore del Grupo de Río, ya con Cuba dentro, trabaja el Documento hacia la Nueva Institucionalidad de América Latina y el Caribe. Documento base de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, cumpliendo los Acuerdos de diciembre 2008 en Salvador/Bahía, se trata de la celebración conjunta de la ” XXI Cumbre del Grupo de Río” y la ” II Cumbre América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo” /CALC. [Le brindo esta crónica a quienes pretender considerar esa instancia como una OEA sin gringos y con la Cuba revolucionaria. [Ver el Alerta hacia la "Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe/ Cancún febrero 2010 - JV ]

 

28 de junio de 2009.- Golpe “constitucional ” en Honduras. Métodos heterodoxos en manejo de los poderes constituidos en contra de posibles aperturas constituyentes del ejecutivo. La democracia representativa y sus procedimientos contra el posible protagonismo cultural de los pueblos cautivos. [Los métodos heterodoxos entienden del terror / militar / paramilitar / mediático. Se trata de coagular las intenciones de las fuerzas emancipatorias]

 

28 de agosto de 2009.- Las bases militares en Colombia convocan a UNASUR. Vimos tambalear la firmeza de UNASUR en Bariloche. Dan pie para desdibujar la región: recurren a la OEA y consideran pedirle explicaciones a Obama. Bariloche mostró un panorama permisivo a la re-toma imperial. Evo Morales, Rafael Correa y Hugo Chávez mantuvieron la firmeza en sus posiciones.

 

30 de octubre de 2009.-El gobierno de Colombia sede su territorio a la expansión militar de los Estados Unidos, penetrando en el Continente las fuerzas de la OTAN con sede en el Mar Caribe.

 

30 de noviembre de 2009.- Las elecciones en Honduras legitiman el Golpe de Estado.

 

12 de enero de 2010.- Terremoto en Haití. Vaya terremoto oportuno, 20.000 marines desembarcan en Haití.

 

19 de enero de 2010.- La Secretaria de Estado / Hilary Clinton envía una carta al Presidente Correa, quien preside a UNASUR; aceptando “participar del dialogo en materias estratégicas, particularmente en temas de defensa y seguridad”, planteó “que le sea enviada una lista de temas propuestos para el diálogo… esto facilitará la coordinación “. Vieja maña, digan para llegar armados.

 

22 y 23 de febrero de 2010.- Nueva Institucionalidad de Latinoamérica y el Caribe/ Cumbre de la Unidad, Cancún. Llegan con acuerdos elaborados, entre ellos tres de riesgo avisado: La convergencia de las formulas subregionales / ¡Aquí no viene pasando nada!. Terceros como observadores/ ¡OEA sin USA¡. Todos con Una sola Agenda Común / !Y las agendas de UNASUR y de la ALBA¡. Así las cosas.

 

- Judith Valencia es profesora titular de la Universidad Central de Venezuela. Docente activa en la Escuela de Economía. Adscrita al Departamento de Economía Teórica en la Cátedra de Economía Política. Acompaña el proceso revolucionario junto a un equipo en el Ministerio de Producción y Comercio en los Tratados multilaterales ALCA, CAN, G-3, MERCOSUR, ALADI, OMC.

http://alainet.org/active/36264

Atilio Boron: El imperio más imperialista que nunca

Posted in Textos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 15 febrero 2010 by La Historia Del Día
Atilio Boron – 26/12/2009
 
 

 

 
El objeto de esta breve nota es analizar la situación del imperialismo contemporáneo. Se trata de un fenómeno que tenemos que examinar y seguir muy de cerca, muy cuidadosamente, para contrarrestar los discursos confusionistas con los cuales se bombardea permanentemente a nuestros pueblos para fomentar el conformismo y la resignación. Uno de esos discursos es el de la globalización, concebida como la interdependencia económica de todas las naciones, sin relaciones asimétricas entre ellas; otro argumento, igualmente pernicioso, se encuentra en las tesis de algunos autores como Michael Hardt y Antonio Negri que, a nuestro entender, pertenecían hace muchos años a la izquierda europea (sobre todo Negri) pero que luego fueron víctimas de una impresionante confusión teórica al punto tal que su libro, Imperio, llega a sostener como tesis central que la edad del imperialismo ha concluido: hay imperio, pero ya no hay más imperialismo. Imperio sin imperialismo parece ser un inocente juego de palabras. Sin embargo es mucho más que eso porque el efecto político de ese argumento es la desmoralización, la desmovilización y el desarme ideológico de los pueblos ante una teorización que proyecta la imagen de un imperio convertido en una mera entelequia, en una vaporosa abstracción que, por eso mismo, aparece como inexpugnable e imbatible. El único camino que quedaría abierto ante la omnipotencia del imperio es el de la lúcida adaptación, con la esperanza de que las multitudes nómadas puedan encontrar en sus entresijos la falla geológica que, algún día, provoque el estallido del sistema.
Curiosamente estos autores salen con esta tesis en momentos en que el imperialismo está más vivo que nunca, y es más agresivo y violento que nunca. No por casualidad la publicación de su libro gozó de una extraordinaria repercusión en la prensa burguesa de todo el mundo. Y en cuanto a la renovada agresividad del imperio “realmente existente” sólo basta con detenerse un momento a pensar lo que significa la reactivación de la Cuarta Flota, las siete bases militares en Colombia, el desembozado apoyo al golpe militar en Honduras y su fraudulenta “legalización” a partir de la convalidación de las ilegítimas elecciones presidenciales del 29 de Noviembre, las amenazas de Hillary Clinton contra Venezuela y Bolivia por su acercamiento a Irán, amén de la carnicería practicada (ante el estruendoso silencio de Washington) por Israel en la franja de Gaza, el martirio interminable de Irak y la redoblada presencia militar norteamericana en Afganistán.

Cabría preguntarse por las razones que impulsan a muchos autores a olvidarse de la existencia del imperialismo. Sin ánimo de profundizar ahora en un tema harto complicado podría decirse que dicha actitud refleja la crisis ideológica en que se debate la izquierda. Una izquierda que, sobre todo en el Norte, ha claudicado y renunciado a la lucha por la construcción de una buena sociedad. Por supuesto, muchos también hicieron lo mismo en América Latina, pero la resonancia de los “conversos” y “renegados” del Norte es mucho mayor de la que disfrutan sus homólogos de esta parte del mundo. Hay gente que viene de un pasado de izquierda y que ahora dice que ya no hay más izquierda y derecha; según ellos ahora sólo habría “realistas” y “dogmáticos.” Obviamente, para quienes sostienen tesis como éstas el imperialismo es un molesto recuerdo del pasado que en la actualidad carece por completo de importancia.

Sin embargo, no serán las confusiones teóricas o la imaginación discursiva las que acabarán con el imperialismo. Se trata de un rasgo esencial del -e inherente al- capitalismo contemporáneo y si algo ocurrió con la globalización neoliberal es que la presencia del imperialismo se tornó más opresiva y omnipresente que antes. En los años noventas aquél había desaparecido de la escena, no sólo como teoría explicativa de la economía mundial sino también como componente del discurso político. El término simplemente había sido enviado al ostracismo por los académicos, los comunicadores sociales, los políticos y los gobernantes. Recién se comenzó a hablar nuevamente de imperialismo a comienzo del siglo actual, sobre todo luego de la fulgurante aparición del ya mencionado libro de Hardt y Negri.

La molesta y desagradable supervivencia del imperialismo, inmune a las modas intelectuales y linguísticas, hizo que en los ochentas y los noventas aquél se ocultara tras un nuevo nombre: “globalización.” Ahora bien: ¿qué es la globalización si no la fase superior del imperialismo? La globalización no es el fin del imperialismo sino un nuevo salto cualitativo del mismo, al cual nos referiremos a continuación. Representa un cambio del imperialismo clásico hacia otro de nuevo tipo, basado en las actuales condiciones bajo las cuales se desenvuelve el modo de producción capitalista. La palabra “imperialismo” había desaparecido, pero los hechos son porfiados y tenaces, y a la larga este vocablo renació desde sus cenizas. La razón es muy simple: casi todo el mundo está sometido a los rigores de una estructura imperialista, y los Estados Unidos desempeñan un papel esencial en el sostenimiento de esa estructura, sobre todo en América Latina. Nos guste o no nos guste, lo nombremos o no, el animal existe. Y por eso, como la cosa estaba y no se había ido la palabra no tuvo más remedio que reaparecer.

Sigue leyendo

Los TLC en la perspectiva de la acumulación estadounidense (Descargar Libro)

Posted in Libroteca with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 13 noviembre 2009 by La Historia Del Día
Visiones desde el MercoSur y el ALBA
 

Lourdes María Regueiro Bello

ISBN 978-987-1183-97-5

Buenos Aires: CLACSO, abril 2008

(23 x 16 cm) 352 páginas (Becas de investigación)

Descriptores asignados por la Biblioteca virtual de CLACSO: Alca, TLC, Mercosur, Alba, Patentes, Recursos naturales, Propiedad intelectual, Empresas transnacionales, América Latina, Estados Unidos.

Los TLC en la perspectiva EEUU

INDICE

Introducción

Capítulo I

Acuerdos Comerciales en la Estrategia de Acumulación

-Un marco para el análisis

-Estrategia de Acumulación – Estrategia de Seguridad Nacional. Los recursos estratégicos

-Recursos estratégicos en el proceso de acumulación de los Estados Unidos

-Petróleo: buscando la privatización a toda costa

-Agua: de bien común a recurso estratégico

-Biodiversidad como recurso estratégico: derechos de propiedad intelectual y TLC

-La privatización del conocimiento como mecanismo de redistribución de la renta a favor de las empresas transnacionales en los modernos TLC

-Impacto de las negociaciones sobre propiedad intelectual en el acceso a medicamentos

Capítulo II

Intereses asimétricos y resistencias variables

-Heterogeneidad económica y reacciones diferenciadas.

-Mercosur-Estados Unidos: Perspectivas no compartidas. Las diferentes visiones

del ALCA.

-Estrategia negociadora de los Estados Unidos: la liberalización competitiva y las perspectivas de los negociadores latinoamericanos.

-La liberalización competitiva.

Capítulo III

Mercosur en la perspectiva de los Estados Unidos

-Mercosur-Estados Unidos: entre el

pragmatismo, la tolerancia y el conflicto.

-Mercosur en la mira del proceso de

acumulación de las firmas estadounidenses

-Valoración de la posición brasileña

frente al ALCA

Capítulo IV

Reconfiguración de los espacios de integración

-Ejes de integración (1990-2003)

-Ejes de integración 2003

-Desafíos del liderazgo brasileño

-ALBA, una alternativa en construcción

Conclusiones

Bibliografía

__________

El presente trabajo muestra los nexos entre la propuesta del ALCA y su materialización en los TLC, y las estrategias de acumulación de las empresas norteamericanas. Para ello se tomaron tres recursos estratégicos: petróleo, agua y biodiversidad, y la gestión de la privatización del conocimiento en los acuerdos comerciales con Estados Unidos. La revisión de fuentes primarias norteamericanas aportó el reconocimiento explícito de un recurso como estratégico cuando su demanda excede los suministros domésticos y extranjeros asegurados y para el que no es previsible sustituto en un tiempo razonable. Los acuerdos comerciales emergen como una vía para acceder a los mismos de manera pacífica con la anuencia gubernamental de los firmantes. Identifica los factores y naturaleza de los intereses que determinaron niveles de resistencia diferenciados entre los países y subregiones en el proceso negociador, que finalmente cristalizaron en un proceso de reconfiguración del escenario de integración caracterizado por la fragmentación en número y naturaleza de las ofertas de integración, en torno a tres ejes: Estados Unidos, Brasil y Venezuela. En ese nuevo contexto se desataca la emergencia del ALBA como una alternativa en construcción cuyo objetivo central es la superación de la pobreza fundando un nuevo tejido de relaciones intralatinoamericanas basado en la solidaridad y en el desarrollo de ventajas cooperativas que sustituyen la competencia.

 

Descargar Libro:  Los TLC en la perspectiva de la acumulación estadounidense

ALCA, las dificultades de enterrar a un muerto

Posted in Latinoamérica with tags , , , , , , , , , , , , , , , on 12 noviembre 2009 by La Historia Del Día

Alejandro Villamar

Alai-amlatina

Muchos recordamos la reunión de Mar del Plata, Argentina (noviembre 2005), como la gran derrota del proyecto imperial hemisférico del ALCA (Acuerdo de Libre Comercio de las Américas), pero poco o nada se ha mencionado acerca de que la vieja agenda del ALCA continúa promoviéndose y recreándose en las reuniones gubernamentales, empresariales o “civiles” del ahora llamado “Proceso de la Cumbre de las Américas”, fomentado desde la OEA.

En estos cuatro años pasados se han realizado varias reuniones ministeriales “de las Américas” sobre importantes temas como defensa, competitividad empresarial, seguridad pública, e incluso, casi como en los viejos tiempos, una Cumbre de las Américas. Sin embargo, probablemente ninguna de ellas ha tenido tanta continuidad y mandato oficial como la recién realizada V Reunión de Ministros de Agricultura (Jamaica, Octubre, 2009).

Una reunión ministerial en la que pervive, con ligeros cambios, la misma estrategia hemisférica orientada y asumida en los tiempos del régimen de G.Bush: el Plan AGRO 2003- 2015 para la Agricultura y la Vida Rural en las Américas. Un plan con directrices generales y nacionales y con una secretaría técnica que recae en el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), asegurándole de esta manera continuidad a la orientación de la agenda neoliberal dominante de los agronegocios en el hemisferio.

Discursivamente, las reuniones bianuales de los ministros le dan actualidad al Plan y con ese fin se producen documentos orientadores e incluso propuestas semioficiales que prefigurarían los cambios o actualizaciones en las orientaciones del Plan que los ministros aprueban.

Antes de esta V reunión ministerial, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el IICA prepararon un Resumen de Perspectivas de la agricultura y el desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2009, en el cual por primera vez se asentaba la necesidad de dar un giro y prestar atención a la agricultura familiar, a la inversión orientada socialmente, a articulaciones empresariales dirigidas a fortalecer mercados locales, nacionales y regionales. Un cambio importante frente al acento ministerial de años atrás, de acentuar retóricamente el enfoque en el mejoramiento del ingreso, pero por la vía de los agronegocios, de las exportaciones, de la introducción del paquete tecnológico controlado por las trasnacionales, lo que en la práctica devenía en excluir a la agricultura familiar, campesina e indígena, es decir, a la mayoría de los productores rurales.

En ese mismo sentido de cambio, oportunamente se expresaron organizaciones sociales e intelectuales comprometidos con la sustentabilidad socio-ecológica que demandaban a los ministros: “La pequeña agricultura debe volver a recuperar su importancia en las estrategias de desarrollo agropecuario… Los pequeños agricultores deben ser uno de los pilares para un nuevo desarrollo rural””… el encuentro ministerial de las Américas debe volver a poner a los pequeños agricultores en el centro de un nuevo estilo de desarrollo rural, que no puede ser meramente empresarial o comercial, ya que deberá nutrirse de muchas otras dimensiones.”(OXAFAM, IPDRS, CLAES, octubre de 2009): Las añejas y justas demandas de las organizaciones campesinas e indígenas.

Sin embargo, en el Acuerdo Ministerial Hemisférico Jamaica 2009 para la Agricultura y Vida Rural en las Américas, (del 29 de octubre de 2009) no aparecen los cambios demandados por los asesores institucionales, ni mucho menos las demandas de las organizaciones sociales. Y aún peor, la reunión ministerial fue ocasión para elegir como nuevo director del IICA, a un distinguido e hiperactivo funcionario neoliberal mexicano que fungirá también como secretario técnico del Plan 2003-2015.

Un funcionario cuya trayectoria en México y en las negociaciones agrícolas internacionales ha dado muestras fehacientes de su fidelidad a los intereses corporativos del libre comercio, con evidente predilección por Monsanto y similares, y persistente opositor a las demandas campesinas e indígenas y ambientalistas. En el terreno internacional de negociaciones del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad se le recuerda como saboteador de la propuesta de hacer vinculante el principio de precaución y de avalar acuerdos y arreglos bilaterales, regionales y multilaterales relativos a los movimientos transfronterizos intencionales con organismos vivos modificados. Conducta públicamente denunciada por las organizaciones campesinas y ambientalistas, por los académicos miembros del Consejo Consultivo Nacional de Bioseguridad que terminaron renunciando masivamente en señal de protesta, e incluso provocó una queja pública del Senado de la República.

En México, también entre otras acciones, fue promotor de la caricatura de ley de bioseguridad, de cabildero para que las empresas biotecnológicas obtuvieran los permisos de siembra de maíz transgénico (amenazando al centro de origen de cultivo tan importante para la agricultura campesina-indígena, como lo ha demostrado la Campaña: Sin Maíz No hay País), de promotor de la iniciativa de Ley de Recursos Fitogenéticos, encaminada a facilitar la biopirateria de semillas, y del conocimiento tradicional (finalmente frustrada por la protesta indígena y social), y de defender a ultranza la ley de agrocombustibles, y el TLCAN (NAFTA).

Otra conducta, poco conocida, de éste funcionario neoliberal, pero que ahora desde IICA, será sin duda bastante perceptible, es que fue uno de los entusiastas apoyos e instrumentadores de la Iniciativa Biotecnológica de Norteamérica (NABI por sus siglas en inglés) estrategia sustancial de la agenda trasnacional biotecnológica, adoptada en la Alianza de Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN), recién transformada en Caminos para la Prosperidad de las Américas, un disfraz más de la vieja agenda del ALCA.

Desde su nueva responsabilidad Víctor Villalobos, ex Coordinador de Asuntos Internacionales en la. Oficina del Secretario de Agricultura, México, podrá profundizar la línea de promover los intereses trasnacionales biotecnológicos, que un importante sector de IICA ha venido instrumentando desde el 2003, con el Programa Hemisférico de Biotecnología y Bioseguridad (PHBB) y del que por primera vez hace recuento (en español) en su informe “La contribución del IICA al desarrollo de la biotecnología y la bioseguridad”. (Informe de Gestión 2002-2008. pp 165-173) .

Con esos antecedentes fue elegido el nuevo director de IICA, y con ello se consolida y fortalece una de las facetas del IICA: funcionar como correa de transmisión de la dupla Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA)-Industria biotecnológica en el PLAN 2003-2015 de las Américas.

Así, las reuniones ministeriales siguen, el Plan 2003-2015 continua, la secretaría técnica del Plan queda abiertamente en manos de un cipayo de las trasnacionales. El cadáver del ALCA no terminamos de enterrarlo. Y no se sepulta completamente porque la agenda neoliberal sigue viva en no pocos funcionarios y tecnócratas de países latinoamericanos y del Caribe, y estos continúan inercial y activamente contraponiéndose a los esfuerzos de construcciones alternativas de países con gobiernos progresistas. Incluso, pareciera que aún en varios de esos gobiernos progresistas, actores político empresariales y académicos que se identifican con la política neoliberal actúan muy dinámicamente y siguen con la suficiente fuerza para continuar imponiendo el discurso desarrollista, el modelo de los agronegocios corporativos, y dándole aliento a un cadáver que no termina de ser sepultado.

¿Es hora de que la alianza de organizaciones campesinas, sociales, académicas y gobiernos progresistas del hemisferio terminen de incinerar al cadáver del ALCA-Agricultura?

Alejandro Villamar es Miembro del Secretariado de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC)

Fuente: http://alainet.org/active/34335

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.209 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: