Archivos para Historia

Hegemonía y geopolítica en el capitalismo del siglo XXI (Descargar Texto)

Posted in Reflexiones, Textos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 17 agosto 2014 by La Historia Del Día

Marco A. Gandásegui, hijo. [Autor]

Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano Nº15 – Segunda Época

CLACSO. http://www.clacso.org.ar/

Buenos Aires. Agosto de 2014

  Cuadernos del Pensamiento Crítico Latinoamericano Nº15

Tenemos que formularnos dos preguntas.

La primera es ¿si el sistema mundo capitalista colapsó con el estallido de los mercados en 2008? Se desprende de esta pregunta un agregado: ¿Está condenado el capitalismo a seguir por un período indefinido en el presente estado de estancamiento? ¿En el aparente estancamiento que pronto cumplirá seis años?

La segunda pregunta es, si se está recuperando el sistema, como dicen los gurús del establishment, ¿cuáles son los indicadores que lo pueden demostrar? Al mismo tiempo, la pregunta tiene dos lados. El otro lado es si el sistema no se puede recuperar ¿qué lo reemplazará? ¿Cuáles son las tareas inmediatas que nos corresponden?

Estas son las preguntas que abordaremos en la presente ponencia. El sistema capitalista que conocemos en el siglo XXI ha madurado mucho. Esta maduración, sin embargo, no significa que ha superado las contradicciones que caracterizan su esencia. Su estructura industrial-financiero tiene más de dos siglos de funcionar y expandirse incesantemente. Sus formas de producción y reproducción han sido estudiadas y existen numerosas teorías que lo abordan. Quizás Marx y los marxistas han sido los más abundantes en proponer teorías sobre el sistema capitalista.

Hemos dividido la presentación de las preguntas en dos partes. La primera – que hemos decido llamar en forma eufemística “El fin de la historia” – se refiere a las contradicciones que genera el desarrollo capitalista, tanto a nivel de sus aspectos productivos como en la reproducción propiamente del sistema de dominación sobre las clases subordinadas (hegemonía).

La segunda apunta al fraccionamiento de la expansión capitalista en entidades nacionales que compiten por espacios, materias primas y trabajadores baratos que en la teoría marxista se llama imperialismo. Para otros, es el permanente movimiento de la geopolítica. Por eso la segunda parte la llamamos “La geopolítica del sistema capitalista”.

Hay que recordar que el sistema capitalista funciona cuando genera ganancias que se extraen del trabajo. Sin embargo, a veces se nos olvida agregar que el capitalismo complementa sus ingresos con el saqueo de las comunidades y de la naturaleza.

Descargar Texto: Hegemonía y geopolítica en el capitalismo del siglo XXI

Obama: gobierno sin control

Posted in Editoriales, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 17 agosto 2014 by La Historia Del Día

Editorial de La Jornada

La Jornada

 Complejo militar industrial de EEUU

De acuerdo con información publicada ayer por The Wall Street Journal, durante la ofensiva militar israelí contra los palestinos de Gaza, el Departamento de Defensa de Estados Unidos autorizó la venta de armas a Israel sin informar a la Casa Blanca ni al Departamento de Estado, pese a que el presidente Barack Obama, ante las críticas a su administración por las víctimas que esas armas han causado entre la población civil de la franja, impuso restricciones temporales a tales exportaciones. De acuerdo con la legislación del país vecino, las ventas de armamento de alto poder a otro país requieren la aprobación de las autoridades militares y de las civiles.

 

Fuentes del Departamento de Estado, citadas por el rotativo neoyorquino, afirmaron que los funcionarios del Pentágono nos pasaron por alto, y consideraron desconsiderado y poco creíble al régimen de Tel Aviv. Peor aún, a decir del WSJ, las esferas políticas de Washington se sienten manipuladas públicamente por Israel.

El dato es sumamente inquietante, porque confirma la percepción de que Obama no tiene el pleno control del aparato gubernamental y porque exhibe cierto grado de insubordinación de los altos mandos castrenses con respecto a los civiles. Ese hecho, que sería grave e inaceptable en cualquier país que se reclame democrático, es alarmante si se considera que Estados Unidos es la principal potencia militar del mundo y que por el Pentágono pasan decisiones críticas, incluidas las relacionadas con exportaciones militares, capaces de alterar el equilibrio estratégico en regiones enteras. En semejante escenario, la presencia de poderes fácticos puede tener consecuencias catastróficas.

Diversas voces han insistido en que uno de esos poderes es la capacidad de cabildeo del régimen de Israel en el Capitolio, la Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Pentágono. A eso hay que agregar lo que el ex presidente Dwight Eisenhower llamó el complejo industrial-militar, conformado básicamente por los fabricantes y proveedores de armas y de servicios para la guerra, y cuya capacidad de distorsión política ha quedado demostrada, con implicaciones trágicas, en numerosas ocasiones.
. Sigue leyendo

Fidel Castro ya no es un pibe y cumplió felices 88 años – El fidelismo del siglo XXI

Posted in Editoriales, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 15 agosto 2014 by La Historia Del Día

Emilio Marín

La Arena

 Lectura recomendada:

La historia me absolverá

Fidel Castro

 

La revolución cubana triunfante en enero de 1959 tuvo un conductor indiscutible, jefe del Movimiento 26 de Julio, Fidel Castro Ruz, nacido en Birán, el 13 de agosto de 1926. Salta a la vista que la victoria de los barbudos bajados de Sierra Maestra tuvo un comandante que no había cumplido los 33 años.

 

Lo vivido por ese rebelde con causa, en la lucha guerrillera desde diciembre de 1956 hasta quebrarle el espinazo a la dictadura de Fulgencio Batista. Y antes en el intento de tomar el Cuartel Moncada y el Carlos M. de Céspedes (1953), con la derrota parcial, el juicio y la prisión seguidas del exilio, etc, todo eso le había dejado grandes enseñanzas políticas y de las otras, con olor a pólvora.

En esos años que equivalían a décadas también hay que mensurar la militancia universitaria de Fidel en la Federación de Estudiantes Universitarios, FEU. De ese tiempo se destacan dos incursiones con sentido internacionalista. Viajó a un congreso de estudiantes en Bogotá, que coincidió con el Bogotazo tras el asesinato del líder Jorge E. Gaitán. Producida la revuelta, el caribeño fue parte activa. La otra operación donde estuvo involucrado fue un errático armado de milicias que irían a combatir a la dictadura de Trujillo en República Dominicana.

Esa mezcla de ideales martianos e internacionalistas, de militancia en las aulas y la montaña, del tríptico libro-trabajo-fusil, en la cárcel y el exilio; el orador brillante, abogado y guerrillero de excelente puntería, etc, fue moldeando su personalidad. La suya no era una cualquiera. Fue llamado a citas con la Historia y tan seguro estaba que la tuteó en uno de los juicios más famosos. Sentado en el banquillo, les espetó a los jueces-verdugos: “condenadme, no importa, la historia me absolverá”.

Y tenía razón. El 16 de octubre pasado se cumplieron 60 años del alegato tan famoso, cuando fue su propio abogado. Más que absuelto parece que la historia le dio la razón y varios premios. A Batista sólo se lo recuerda porque es el tirano que derrocó Fidel; de no ser así nadie retendría su nombre.

Líder excepcional

Castro se ganó a pulso, por sus propios esfuerzos, el alto lugar de consideración en que lo puso su población. Sigue leyendo

El inicio del cambio de rumbo mundial – La estrategia rusa ante el imperialismo anglosajón

Posted in Política Internacional, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 15 agosto 2014 by La Historia Del Día

Thierry Meyssan

Voltairenet

Cooperación Shangh

A partir de su probable ampliación en septiembre de 2014, la Organización de Cooperación Shanghai representará un 40% de la población mundial.

 

La agresión de los anglosajones contra Rusia está asumiendo la forma de una guerra financiera y económica. Pero Moscú se prepara para las hostilidades armadas desarrollando su autonomía en el sector agrícola y multiplicando sus alianzas internacionales. Thierry Meyssan opina que, después de la creación del califato en el Levante, Washington planea utilizar otra carta en septiembre –en San Petersburgo. La capacidad de Rusia para mantener su estabilidad interna determinará entonces los próximos acontecimientos.

La ofensiva de los anglosajones (Estados Unidos, Reino Unido e Israel) por el control del mundo se mantiene simultáneamente en dos direcciones: la creación del «Medio Oriente Ampliado» (Greater Middle East) –con los ataques simultáneos contra Irak, Siria, Líbano y Palestina– y el proceso destinado a separar a Rusia de la Unión Europea mediante la crisis organizada por Washington en Ucrania.

En esta carrera contra el tiempo parece que Washington quisiera imponer el dólar como única moneda en el mercado del gas, la fuente de energía del siglo XXI, como ya lo había hecho anteriormente en el mercado del petróleo [1].

Los medios de prensa occidentales casi no hablan de la guerra del Donbass y la población de sus países nada sabe sobre la envergadura de los combates, la presencia de militares estadounidenses en Ucrania, la cantidad de víctimas civiles ni la ola de refugiados. Los medios de la prensa occidental sí mencionan, aunque con retraso, los acontecimientos del Magreb y el Levante, pero los presentan como el resultado de una supuesta «primavera árabe» (o sea, en la práctica, de una toma del poder por parte de la Hermandad Musulmana) o como el efecto destructivo de una civilización naturalmente violenta. Y nos dicen que es más necesario que nunca acudir en ayuda de los árabes, incapaces de vivir en paz sin los colonos occidentales.

Rusia es hoy la principal potencia capaz de encabezar la Resistencia frente al imperialismo anglosajón. Para ello dispone de 3 herramientas: los BRICS, una alianza de rivales económicos que saben que sólo pueden crecer si se ayudan entre sí; la Organización de Cooperación de Shanghai, una alianza estratégica con China para estabilizar el Asia Central; y, finalmente, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, una alianza militar de Estados ex soviéticos.

En la cumbre de Fortaleza (Brasil), realizada del 14 al 16 de julio de 2014, los BRICS dieron el paso necesario, anunciando la creación de un Fondo de Reserva Monetaria –principalmente chino– y de un Banco BRICS como alternativas al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial, o sea como alternativa al sistema-dólar [2].
. Sigue leyendo

Howard Zinn: El recuerdo del holocausto: una toma de conciencia más amplia

Posted in Reflexiones, Textos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 11 agosto 2014 by La Historia Del Día

Howard Zinn

Archivo – ZNet (Texto 1999)

La Haine.org

No hay bandera lo suficientemente grande como para cubrir la vergüenza de matar a gente inocente .  Howard Zinn

 Howard Zinn-

“… No me habría convertido en historiador sino hubiera pensado que mi deber profesional era acudir al pasado y no emerger nunca de él, y estudiar acontecimientos ocurridos hace mucho tiempo sólo por el hecho de ser únicos sin conectarlos con acontecimientos que están ocurriendo en mi época. Yo pensaba que si el Holocausto tiene algún significado debemos transferir nuestra ira a las brutalidades de nuestro tiempo. Debemos expirar el haber permitido que ocurriera el Holocausto judío impidiendo que hoy ocurran atrocidades similares; en efecto, utilizar el Día de Expiación no para rezar por los muertos sino para actuar por los vivos, para rescatar a aquellos que están a punto de morir…”

Hace algunos años, cuando daba clases en la Universidad de Boston, un grupo de judíos me pidió que diera una charla sobre el Holocausto. Hablé aquella tarde, pero no sobre el Holocausto de la Segunda Guerra Mundial, no sobre el genocidio de seis millones de judíos. Estábamos a mediados de la década de 1980 y el gobierno de Estados Unidos estaba apoyando a los gobiernos de los escuadrones de la muerte en América Central, así que hablé de la muerte de cientos de miles de campesinos en Guatemala y El Salvador, víctimas de la política estadounidense. Lo que yo planteaba era que no se debía encerrar con alambre de espino el recuerdo del Holocausto judío, reducirlo moralmente a un ghetto, mantenerlo aislado de otros genocidios de la historia. Me parecía que recordar lo que les había ocurrido a los judíos no servía para mucho a menos que suscitara indignación, ira, acción contra todas las atrocidades, en cualquier parte del mundo.

Unos días después en el periódico del campus había una carta de un miembro de la facultad que me había oído la charla, un refugiado judío que había huido a Argentina desde Europa y después a Estados Unidos. Se oponía enérgicamente a que yo hubiera ampliado la cuestión moral de los judíos de Europa en la década de 1940 a pueblos de otras partes del mundo en nuestra época. El Holocausto era un recuerdo sagrado. Era un acontecimiento único, que no se podía comparar con otros acontecimientos. Se sentía indignado por el hecho de que habiendo sido invitado para hablar sobre el Holocausto judío, yo hubiera hablado de otras cuestiones.

Me acorde de esta experiencia cuando hace poco leí el libro de Peter Novick, The Holocaust in American Life [El Holocausto en la vida estadounidense]. El punto de partida de Novick es la pregunta de por qué, cincuenta años después del acontecimiento, el Holocausto tienen un papel más prominente en este país (el Museo del Holocausto en Washington, cientos de programas sobre el Holocausto en las escuelas) del que lo tuvo en las décadas inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Seguramente en el centro del recuerdo está un horror que no se debería olvidar. Pero en torno a este centro, cuya integridad no hay necesidad de realzar, ha crecido una industria de memorialistas que han trabajado para mantener este recuerdo vivo para sus propios fines.

Algunos judíos han utilizado el Holocausto como un medio de preservar una identidad única que ellos ven amenazada por los matrimonios mixtos y la asimilación. Desde la guerra de 1967 los sionistas han utilizado el Holocausto para justificar una mayor expansión israelí por tierra palestina y para construir apoyo para un atribulado Israel (más atribulado, como había predicho David Ben-Gurion, desde que ocupó Cisjordania y Gaza). Y los políticos no judíos han utilizado el Holocausto para construir apoyo político entre un grupo numéricamente pequeño pero influyente de votantes judíos (fíjense en los solemnes pronunciamientos de presidentes del país que llevan yarmulkas para poner de relieve su angustiada simpatía). . Sigue leyendo

Hamas vs Israel: ganar el juego diplomático

Posted in Editoriales, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 11 agosto 2014 by La Historia Del Día

Immanuel Wallerstein

La Jornada

 

 Hamas vs Israel - ganar el juego diplomático              Hamas : Cohetes                                     Israel: Bombas

 

Hace casi un siglo que existe un gran cúmulo de violencia en la zona geográfica que hoy llamamos Israel-Palestina. Esta zona ha sido el espacio de una lucha más o menos continua entre los árabes palestinos y los colonos judíos, respecto de los derechos a ocupar la tierra. Ambos grupos han buscado la afirmación jurídica de sus derechos. Ambos han buscado legitimación en narrativas históricas contrapuestas. Ambos han buscado solidificar el respaldo de sus pueblos en toda la comunidad mundial. Ambos han buscado poner de su lado a la opinión pública internacional.

El modo en que se ha jugado el juego evolucionó debido a las cambiantes realidades geopolíticas. En 1917 los militares británicos ocuparon el área, expulsando al Imperio Otomano, viraje que desde entonces se consagró al obtener el Mandato de la Liga de Naciones para un país llamado Palestina. También en 1917 el gobierno británico de ocupación publicó lo que se conoce como la Declaración de Balfour, la cual afirmaba el objetivo de establecer el Hogar Nacional Judío en Palestina. El término hogar es poco claro y su significado ha sido objeto de controversia desde entonces. En la década de 1920 una serie de decisiones separaron el Mandato en dos partes. Una era Transjordania (lo que hoy es Jordania), definida como Estado árabe que eventualmente se volvería independiente. La otra era Palestina, al oeste del Jordán, que se gobernaría de forma diferente.

En 1947 la Organización de Naciones Unidas (ONU) sancionó la partición del área al oeste del río Jordán en dos Estados separados: uno judío y otro árabe. Sobre la base de esa resolución el liderazgo sionista proclamó el Estado de Israel el 14 de mayo de 1948. Siguió una guerra –es decir, una violencia más intensa que involucró las fuerzas armadas de algunos Estados– entre el nuevo Estado judío y casi todos los Estados árabes, que culminó con una tregua y diferentes líneas fronterizas de las que había proclamado la ONU. Habrían de ocurrir otras dos importantes guerras ulteriores. En 1967 y 1973. La de 1973 culminó de nuevo con líneas fronterizas diferentes e Israel consiguió poseer, de facto, lo que había sido el área completa al oeste del Jordán.

Las múltiples guerras cambiaron el carácter y el nivel de respaldo que recibieron ambos grupos. Pese a que en 1947 el apoyo del sionismo representaba todavía una posición minoritaria dentro del judaísmo mundial, la guerra de 1967 y, en particular, la de 1973 parecieron transformar las actitudes y magnificar el nivel de respaldo, que virtualmente se volvió ilimitado.

Y aunque las tres guerras las pelearon los Estados árabes, después de la de 1967 los árabes palestinos intentaron asumir el control político de su lucha. Su nueva instancia fue la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), confederación de un amplio rango de movimientos palestinos. El grupo integrante más grande era Al Fatah y su líder, Yasser Arafat, asumió la presidencia de la OLP.

La OLP estableció su sede en Beirut. En 1982 las fuerzas armadas israelíes entraron en Líbano e intentaron liquidar a la OLP. Trabajaron con algunas organizaciones maronitas de Líbano, que masacraron cerca de 2 mil palestinos y libaneses chiítas en Sabra y Shatila, mientras el ejército israelí contemplaba los sucesos. Aun una comisión israelí condenó más tarde la responsabilidad moral del comandante israelí Ariel Sharon, quien fue forzado a renunciar. Bajo la protección de las fuerzas de la ONU, el liderazgo de la OLP dejó Beirut y se fue a Túnez. La guerra condujo a la creación de un movimiento chiíta libanés conocido como Hezbollah, que creció en fuerza y obligó a los israelíes a retirarse de Líbano en la segunda guerra de Líbano en 2006.

En la misma Palestina ocupada ocurrieron tres insurrecciones palestinas (las llamadas intifadas), que Israel fue hallando más difíciles de suprimir.

Todo esto es el contexto de fondo de la guerra actual entre Hamas e Israel, que prosigue ahora y es probable que continúe por largo tiempo. Militarmente, Hamas no es un peligro serio para Israel. Económicamente Israel tiene buena condición, por lo que el bloqueo israelí ha ocasionado que Gaza sufra severas carencias de todo. Pero es en la esfera diplomática donde primordialmente está ocurriendo la lucha y aquí ambos lados están más parejos.
. Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.176 seguidores

%d personas les gusta esto: