Archivos para Historia

Claudio katz: ¿Qué es el neo-desarrollismo? Una visión crítica – Partes I, II y III (Descargar Textos)

Posted in Reflexiones, Textos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 22 julio 2014 by La Historia Del Día

Claudio Katz

Rebelión.org

 

Neodesarrollismo

Parte I

Parte II

Parte III

 

“… El neo-desarrollismo propone mayor intervención estatal, políticas económicas heterodoxas, retomar la industrialización, reducir la brecha tecnológica e imitar al Sudeste Asiático. A diferencia del desarrollismo clásico promueve alianzas con el agro-negocio, relativiza el deterioro de los términos de intercambio, se aleja del enfoque centro-periferia y prioriza el manejo del tipo de cambio.

Disimula con pragmatismo su favoritismo hacia los capitalistas. Su modelo exportador afecta al salario y la convergencia que propone con empresas transnacionales no atenúa las brechas tecnológicas. La expectativa de igualar el avance asiático olvida la existencia de adaptaciones diferenciadas en la mundialización. La explotación de los trabajadores es más rentable en el Extremo Oriente y la imitación de ese esquema es poco factible.

Es un artificio suponer que la globalización entraña beneficios comerciales y peligros financieros o que todos pueden mejorar su lugar en ese escenario. La teoría del catch up no explica la existencia de situaciones internacionales disímiles. Desconoce que continúa imperando una inserción dependiente, que no se corrige con la disponibilidad tecnológica. El desarrollo desigual y combinado agrava las contradicciones de los retrasados.

La mirada endogenista que atribuye el subdesarrollo a causas internas desconsidera el marco objetivo y magnifica las voluntades nacionales. No hay trayectorias despejadas para la acumulación. El neo-desarrollismo es más afín a la CEPAL tecnocrática que al pensamiento crítico y presenta más continuidades que rupturas con el neoliberalismo…”

Fuente:  http://rebelion.org/

 

Caos planificado en Medio Oriente y lo que hay detrás – Una alianza impía entre el complejo militar-industrial de seguridad y el lobby israelí

Posted in Política Internacional, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 21 julio 2014 by La Historia Del Día

Ismael Hossein-Zadeh

CounterPunch

Caos planificado en Medio Oriente 

“… La evidencia abrumadora (e irrefutable) del caos que asola a Oriente Medio, África del Norte y Europa del Este / Ucrania no se debe a las políticas “equivocadas” de los Estados Unidos y sus aliados, como muchos críticos y comentaristas tienden a mantener. Es, más bien, debido a las políticas premeditadas y cuidadosamente elaboradas que han sido pergeñadas por una impía alianza entre el complejo militar-industrial de seguridad y el lobby de Israel en el mundo posterior a la Guerra Fría…”

 

Los observadores geopolíticos de la turbulencia de Oriente Medio tienden a culpar del caos que asola a la zona al presunto fracaso de las políticas “contradictorias”, “incoherentes” e “ilógicas” de los Estados Unidos. Evidencias irrefutables (algunas de las cuales se presentan en este artículo) sugieren, sin embargo, que en realidad el caos representa el éxito, no el fracaso, de esas políticas que han sido diseñadas por los beneficiarios de la guerra y las aventuras militares en la región y más allá. Mientras que las políticas estadounidenses en la región son ciertamente irracionales y contradictorias desde el punto de vista de la paz internacional, o incluso desde el punto de vista de los intereses nacionales de Estados Unidos en su conjunto, son bastante lógicas desde el punto de vista de los beneficiarios económicos y geopolíticos de la guerra y de las hostilidades internacionales, es decir, para (a) el complejo militar-industrial y (b) los defensores sionistas militantes del “gran Israel”.

Las semillas del caos se plantaron hace unos 25 años, cuando se derrumbó el Muro de Berlín. Dado que la razón de ser del grande y creciente aparato militar durante los años de la Guerra Fría fue la “amenaza del comunismo”, los ciudadanos estadounidenses celebraron la caída del Muro como el fin del militarismo y el amanecer de los “beneficios de la paz”, una referencia a los beneficios que, se esperaba, muchos podrían disfrutar en los Estados Unidos como resultado de una reorientación de la parte del presupuesto del Pentágono hacia las necesidades sociales no militares.

Pero mientras la mayoría de los ciudadanos de Estados Unidos celebró la perspectiva de lo que parecían ser los inminentes “beneficios de la paz”, los poderosos intereses creados en la expansión del gasto militar/seguridad se sintieron amenazados. No es sorprendente que estas fuerzas influyentes se movieron rápidamente para salvaguardar sus intereses ante la “amenaza de la paz”.

Para acallar las voces que exigían dividendos de la paz, los beneficiarios de la guerra y el militarismo comenzaron a redefinir metódicamente las “fuentes de amenaza” de la post-Guerra Fría en el marco más amplio del nuevo mundo multipolar, que va mucho más allá de la tradicional “amenaza soviética” del mundo bipolar de la Guerra Fría. En lugar de la “amenaza comunista” de la era soviética, la “amenaza” de “estados canallas” del islam radical y del “terrorismo global” tendrían que funcionar como los nuevos enemigos.
. Sigue leyendo

La responsabilidad de Washington en Gaza

Posted in Editoriales, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 19 julio 2014 by La Historia Del Día

Editorial de La Jornada

La Jornada

 

 La responsabilidad de Washington en Gaza

El miércoles, pocas horas antes de que las fuerzas israelíes asesinaran a cuatro niños que jugaban futbol en una playa de Gaza, una comisión del senado estadunidense aprobó una partida de 622 millones de dólares para financiar sistemas de defensa de Israel; esto en el contexto de una ayuda militar global de Washington a Tel Aviv que asciende, en el presente año fiscal, a 3 mil 600 millones de dólares. Para el próximo periodo el gobierno de Barack Obama ha solicitado una suma similar. De acuerdo con un reportaje publicado ayer en estas páginas, las cifras indican que el mandatario ha mantenido e incrementado la asistencia militar pactada en 2007 por su antecesor, George W. Bush, quien se comprometió a aportar a las autoridades de israelíes 30 mil millones de dólares en 10 años para la adquisición de equipo bélico, en lo que llamó una inversión en la paz (La Jornada, 16/7/14, p. 27).

 

En realidad, tal inversión ha dejado hasta la fecha un saldo de cerca de 2 mil muertos y más de 6 mil heridos (parte importante de ellos, civiles), así como miles de viviendas y edificios demolidos sólo en los ataques masivos lanzados por el régimen de Tel Aviv contra la población de Gaza en 2008, 2009, 2012 y el presente año. En efecto, los cazabombarderos y los helicópteros de guerra empleados por los militares israelíes contra civiles inermes son, invariablemente, de fabricación estadunidense, como lo son, en parte, los explosivos (unas mil 500 toneladas de bombas) y las municiones lanzadas sobre los habitantes de Gaza.

En contraste con la total indefensión de los palestinos, el gobierno de Estados Unidos aporta centenas de millones de dólares para el desarrollo de un sistema israelí antimisiles destinado a atajar proyectiles rudimentarios lanzados desde la franja de Gaza que en una década han causado la muerte a una treintena de israelíes, civiles en su mayor parte.

En tales circunstancias, resulta inocultable la doble moral de Washington: por un lado, la Casa Blanca –esté habitada por republicanos o demócratas– habla de ayudar a la paz mientras despacha envíos masivos de armas a Israel; por el otro, invierte sumas estratosféricas en sistemas de intercepción para cohetes carentes de valor militar y con una capacidad destructiva casi simbólica –sistemáticamente presentados en los medios occidentales como una grave amenaza a los habitantes del Estado judío–, pero dota al régimen de Tel Aviv de aeronaves y de materiales bélicos con tecnología de punta y un poder devastador.

Es significativo, por cierto, que a pesar de la pregonada inteligencia de las armas israelíes (o estadunidenses) y de las declaraciones de los gobernantes de Tel Aviv de que no buscan matar a civiles inocentes, cuatro niños muertos fueron ultimados ayer en una playa de Gaza en presencia de periodistas internacionales, y todos los testimonios coinciden en afirmar que no había manera de confundirlos con combatientes ni con escudos humanos.

Así pues, el gobierno de Estados Unidos es inocultablemente corresponsable y cómplice de los crímenes de guerra que se están cometiendo contra la población de Gaza y no tiene autoridad moral alguna para presentarse como promotor de paz en un conflicto en el que es, de hecho, parte beligerante, y en el cual los agresores realizan una permanente siembra de rencores y de odios. Con estos hechos en mente, no deja de resultar paradójico que en ocasiones los funcionarios de Washington se digan sorprendidos por la virulencia antiestadunidense que adquieren diversas organizaciones fundamentalistas árabes e islámicas, cuando esa virulencia ha sido sistemáticamente alimentada durante décadas por la propia superpotencia.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/

¿Por qué Uruguay solicitó integrarse al Trade in Services Agreement?

Posted in Política Internacional, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 19 julio 2014 by La Historia Del Día

Antonio Elías

Alainet

TISA (Trade in Services Agreement

“…Los principales instrumentos del TISA buscan promover la inversión privada en todos los sectores, así como perpetuar y tornar irreversibles las privatizaciones ya realizadas. A esos efectos se propician fusiones y, adquisiciones de empresas locales y la eliminación de aquellas regulaciones que ponen límites a la penetración transnacional, asegurando a estas empresas un mayor control y extracción de ganancias de las economías nacionales y la economía mundial…”

 

El 2 de mayo la Agencia EFE informó, desde Bruselas, queel comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht manifestó que “La Unión Europea celebra el interés de Uruguay por unirse a las negociaciones del TISA y respalda firmemente su participación de ahora en adelante”. Afirmó, además, que el ministro uruguayo de Exteriores, Almagro Lemes, ha garantizado que su país “comparte los objetivos de las negociaciones del TISA” y que “respetará los resultados de la negociación logrados por otros participantes si se une” a ellas. Y continuó De Gucht “La Unión Europea y Uruguay esperan trabajar juntos para lograr un acuerdo ambicioso y abierto”.

En el mismo informe de EFE se señala que Uruguay en septiembre del año pasado envió su solicitud para participar, algo que la Unión Europea espera que se concrete “rápidamente”.

Inmediatamente surgen varias preguntas: ¿Qué es el TISA? ¿Quiénes lo integran? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Qué instrumento se han acordado hasta ahora? ¿Qué beneficios puede tener para el país este acuerdo? ¿En qué ámbito del Frente Amplio se resolvió la solicitud de integración al TISA? ¿Por qué este tema no es de conocimiento público?

1.- Saber que es el TISA (Trade in Services Agreement) no es una cosa fácil en la medida que lo que se está discutiendo entre los países que participan es secreto aunque existen, al menos, dos fuentes de información importantes que se utilizan en esta nota. El primero, es un informe especial de la Internacional de Servicios Públicos (ISP), difundido el 28 de abril, titulado “El Acuerdo sobre el Comercio de Servicios y la agenda corporativa” (1); el segundo, que fue divulgado por WikiLeaks el 19 de junio, es el proyecto de anexo correspondiente al sector de servicios financieros (2).

A partir de esos documentos podemos decir que las conversaciones secretas para constituir este acuerdo comenzaron a principio de 2012, se oficializaron en marzo de 2013 pero lo que se está negociando sigue siendo secreto y que actualmente van en la séptima ronda de negociaciones.  Si bien cualquier miembro de la Organización Mundial de Comercio (OMC) puede integrar el TISA, el mismo se negocia al margen de la OMC evitando así que se discutan los reclamos históricos de los países más pobres, entre otros, la eliminación de los subsidios agrícolas que utilizan como política proteccionista los países centrales.

Los estados que actualmente elaboran el acuerdo son Australia, Canadá, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, Nueva Zelanda, Noruega, Paquistán, Corea del Sur, Suiza, Taiwán, Turquía, Estados Unidos, los 28 miembros de la Unión Europea y siete países de América Latina: Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Paraguay y Perú. En 2013 solicitaron participar de las negociaciones China y Uruguay.

No es menor señalar que cuatro de los países latinoamericanos que integran actualmente el TISA confluyen en la “Alianza del Pacífico”, estos son Chile, Colombia, México y Perú, los cuales, al igual que Costa Rica, tienen tratados de libre comercio con Estados Unidos.  

Queda claro, entonces, que en el marco de la crisis económica mundial continúa el proceso de eliminación de fronteras y de regulaciones. A pesar de que en 2005 se rechazó el Acuerdo de Libre Comercio para las Américas (ALCA), el proceso impulsado por los Estados Unidos sigue avanzando de múltiples maneras, sea tanto a través de tratados bilaterales de libre comercio y de protección de inversiones, como en nuevas iniciativas regionales. Cabe preguntarse, entonces, por qué el gobierno uruguayo recorre el camino de los países más comprometidos con los intereses del capital y no el de los gobiernos progresistas que luchan por construir caminos alternativos.
. Sigue leyendo

Ecuador: Acuerdo con la Unión Europea. ¿Una capitulación inevitable?

Posted in Latinoamérica, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 17 julio 2014 by La Historia Del Día

Magdalena León

Alainet

 Ecuador -  Acuerdo con la Unión Europea

Que las cuestiones económicas se definen o están determinadas por relaciones de poder es quizá más evidente cuando se trata de los asuntos internacionales, de la geoeconomía. En estos días, cuando se ha presentado como ineludible la firma de un Acuerdo Comercial con la Unión Europea, sentimos el peso específico de esos poderes.

 

Al iniciar el siglo los tratados de libre comercio, en particular el ALCA en el continente, fueron impulsados como instrumento clave de la agenda neoliberal. Procesos de resistencia desde los pueblos -que incluyeron profundos análisis económicos para develar las implicaciones de sus contenidos- aunados a intervenciones decisivas de gobernantes impulsores de cambios, llevaron a frenar en 2005 la imposición de tal Acuerdo lesivo a nuestros países. Desde entonces, la realidad en torno a los tratados comerciales no se ha simplificado, al contrario ahora, crisis y búsqueda de recomposición capitalista con agenda neoliberal recargada por medio, es más compleja, si cabe más enredada. Por eso, cualquier análisis y, peor aún, toma de decisiones al respecto, debería recoger lo andado y poner en perspectiva nuevas implicaciones, nuevos datos de la realidad.

El nombre de los instrumentos parece haber pasado a un segundo plano, la declaración de principios sobre el libre comercio puede o no estar en el titular (acuerdo, tratado o lo que fuera), mientras se ubique en la médula de su estructura. Ese meollo no alude, en sí, a la relación comercial convencional entre países o grupos de países, con más o menos controles o regulaciones, con más o menos flujos de más o menos productos. Lo medular tiene que ver con la institucionalización mundial de los ‘derechos’ de las corporaciones y empresas privadas frente a los países, con la formalización y protección de los intereses privados y particulares frente a los públicos y comunes. Por supuesto esto reviste grandes complejidades -geopolítica por medio-, pero en esencia se trata de la relación de los estados -todos, los del Norte y los del Sur global- con las corporaciones, en momentos en que éstas detentan ya un poder superlativo.

Quizá esto, que ha sido uno de los llamados de alerta en las luchas de resistencia desde el Sur a estos instrumentos, se vea más claro al considerar el tratado que actualmente se negocia entre UE y USA. Es decir, no se trata, como tendíamos a mirar, de instrumentos sólo para consagrar las desiguales e injustas relaciones entre países enriquecidos y empobrecidos, entre el Norte y el Sur, hoy en ese tratado entre ‘pares’, entre los poderosos del Norte, se disputan precisamente los alcances de las corporaciones frente a los estados.
. Sigue leyendo

Con participación de ex gobernantes genocidas y mercaderes, Santos convoca cumbre de derecha vergonzante denominada “Tercera vía”

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 16 julio 2014 by La Historia Del Día

Cronicón.net

La tercera vía

Anuncio oficial promoviendo la cumbre de los genocidas y mercaderes del embuste de la “Tercera Vía” convocada por Juan Manuel Santos.

 

Presentando a la denominada “Tercera Vía” como una corriente “ideológica” progresista, el presidente colombiano Juan Manuel Santos ha convocado para este 1 de julio en Cartagena de Indias una cumbre con la participación de ex gobernantes vinculados a crímenes de guerra y de lesa humanidad, así como exlíderes hispanoamericanos que luego de dejar sus responsabilidades en el gobierno están dedicados ahora a hacerle lobby a algunas transnacionales caracterizadas por la especulación financiera y su afán de saqueo en los países de América Latina.

En efecto, a la “cumbre” citada por Santos, han confirmado su asistencia el ex primer ministro británico Tony Blair, reconocido genocida, implicado por su responsabilidad directa junto a George W. Bush y José María Aznar en la invasión a Irak y su contumaz mentira de la existencia de armas de destrucción masiva en poder de Sadam Hussein; así como el expresidente Bill Clinton uno de los principales actores de la guerra contra Yugoslavia.

Hay que recordar que fue precisamente Clinton el que ordenó a las fuerzas militares de la OTAN, bajo el mando de los Estados Unidos, castigar a Yugoslavia con un bombardeo devastador de 79 días, generando entre otros genocidios el de Kosovo en marzo de 1999.

También concurrirán a la cita de Santos, el destacado lobbysta del magnate mexicano Carlos Slim y miembro del consejo de administración de la transnacional Gas Natural, el expresidente del gobierno español, Felipe González, uno de los principales asesores además del dirigente golpista venezolano Henrique Capriles; y los exmandatarios Fernando Henrique Cardoso de Brasil y Ricardo Lagos de Chile, caracterizados por su defensa a rajatabla del modelo neoliberal y críticos acérrimos de los gobiernos progresistas de América Latina.

“Vamos en cierta forma a relanzar esa ‘Tercera Vía’, porque creemos que en este momento de la historia del mundo esos son los principios que nos van a facilitar reencontrar un norte, un rumbo y lo estamos viendo en muchos frentes, tanto en Europa, como aquí en América Latina, inclusive en Asia”, explicó Santos en rueda de prensa, tratando de convencer de las supuestas verdades de esa corriente de derecha neoliberal que trata de disfrazarse de “progresista”.

¿QUÉ ES LA “TERCERA VÍA”?

La denominada “Tercera Vía” no es más que un infundio del sociólogo británico Antonny Giddens para barnizar la utilización de las políticas neoliberales por parte de la socialdemocracia europea, como por ejemplo el Partido Laborista de Blair en Inglaterra o el mal llamado Partido Socialista Obrero Español de Felipe González, uno de los principales impulsores de las políticas de libre mercado y privatización en el país ibérico.
. Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.161 seguidores

%d personas les gusta esto: