Archivos para Movimiento campesino

Perú: El gobierno Humala ha acumulado 57 muertos en conflictos sociales

Posted in Latinoamérica, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 20 mayo 2015 by La Historia Del Día

Rebelión

La Jornada

 Lecturas recomendadas:

Perú: De mal en peor – pdf

Paran proyecto minero de Larrea en Perú

 Marcha y desarrollo de la huelga minera nacional

 Protesta de campesinos contra el proyecto Tía María

“… Tía María es un caso emblemático de la afectación de una actividad económica próspera debido a las industrias extractivas. Este caso originó, en abril pasado, una contundente respuesta social de los productores agrarios de Cocachacra y sus familias, los mismos que se veían afectados directamente en su principal actividad económica, al ser marginados y excluidos del uso del agua subterránea necesaria para sus cultivos y que la minera pensaba usar en un principio. Y a pesar que ahora la Southern ha anunciado que va a usar el agua del mar (alternativa negada antes del conflicto social), el peligro sigue latente por la contaminación que, de todas maneras, ocasionaría la extracción de miles de toneladas de cobre al año. Y si bien se habla de 3 mil 500 trabajos directos que se generarían a partir de la explotación del Tía María, y los ingresos por regalías a la región, los impactos económicos y sociales no la justifican, consideró la agencia de comunicación.

Tía María supone para la filial del Grupo México un proyecto con valor de mil 400 millones de dólares. Southern Copper, una de las mayores productoras de cobre del mundo, pretende explotar dos yacimientos, La Tapada y Tía María, ambos a tajo abierto. El primero es de 425.3 millones de toneladas y el segundo de 225.3 millones, de acuerdo con información de la compañía…”

América latina ante los desafíos por venir

Posted in Latinoamérica, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 14 octubre 2014 by La Historia Del Día

Eduardo Lucita

Rebelión

 

 

America LatinaLa región se encuentra en tiempo de definiciones. Así como hace una década se desató la ola de gobiernos considerados de centroizquierda, ahora la derecha neoliberal se ha reorganizado y parece querer enfrentarlos.

A fines de septiembre pasado, convocado por el gobernante Alianza País tuvo lugar en Ecuador el Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP2014). Dos ejes, entre varios más, hegemonizaron este encuentro que convocó a delegados de 35 partidos y movimientos izquierdistas de América latina: cómo hacer frente a la restauración conservadora que se ve crecer en la región y balancear las experiencias de los gobiernos progresistas, a la par que buscaron trazar una agenda común.

Desde que los procesos de resistencias al neoliberalismo desembocaran en una serie de gobiernos definidos genéricamente como “progresistas” ha pasado ya una larga década, hoy la región se encuentra nuevamente en tiempo de definiciones. El neo-desarrollismo encuentra sus límites mientras que la derecha neoliberal se ha reorganizado y desafía al progresismo centroizquierdista

 

La fase ascendente

Desde que en 1998 se iniciara el proceso en Venezuela este se extendió por numerosos países del Cono Sur, instalando gobiernos que aún con orígenes diferenciados se ubican en la ancha franja centro-izquierdista, con expresiones más ligadas al social liberalismo (Brasil, Uruguay), otras que hacen eje en la mayor intervención estatal (Argentina, Ecuador) por último las que avanzando en la recuperación de áreas estratégicas de la economía y reformas sociales han provocado rupturas parciales con el imperialismo (Bolivia, Venezuela) que los colocan como procesos en transición donde la lucha de clases adquiere una dimensión más política y cuestionadora del orden capitalista.

El ciclo expansivo de la economía mundial 2003-2007 y la modificación de los términos del intercambio –escasez relativa de materias primas y productos energéticos (alza de precios) y sobreproducción relativa de productos terminados (baja de precios) producto del ascenso de China y el sudeste asiático, favoreció las exportaciones. Todos nuestros países mejoraron su relación deuda/PBI, su nivel de reservas y sus resultados fiscales, la banca quedó saneada. La región estaba así mejor preparada para enfrentar la crisis del 2008. Fue de las menos afectadas durante la primera fase de la crisis, a costa de incrementar el peso exportador del agro y la minería a gran escala y el desarrollo de los servicios por sobre los sectores industriales.

El vacío creado en la región por la caída del ALCA (proyecto con el que se pretendía hacer una gran zona comercial de Alaska a Tierra del Fuego bajo la lógica del libre mercado) fue ocupado por los gobiernos progresistas con la construcción de organismos regionales como UNASUR, la CELAC y el ALBA, sin participación de EEUU. Todos intentos de consolidar cierto grado de autonomía (política/financiera/comercial) para la región y favorecer la integración a la par que se fue acelerando la relación con los BRICS.

La mejora económica permitió a los países impulsar, claro que con distinta intensidad, diversos programas asistenciales para enfrentar la pobreza, las desigualdades sociales y las carencias en términos de vivienda y servicios básicos. La organización y las demandas de los movimientos sociales jugaron en todo este período un papel fundamental para enfrentar a las oligarquías en cada país.

El impacto de la crisis mundial

En esta segunda fase de la crisis el estancamiento de la economía mundial y la reducción de la tasa de crecimiento de China, así como que el motor de la acumulación en este país es ahora el consumo doméstico, perjudica a los países exportadores de minerales y metales (Perú, Chile, Brasil). Si bien la demanda de oleaginosas y granos no ha cedido, la extraordinaria cosecha de soja y maíz en EEUU provoca en la coyuntura una fuerte caída en los precios internacionales que perjudica las economías exportadoras de materias primas agrarias (Argentina, Brasil, Paraguay).
. Seguir leyendo

El nacimiento del Estado Plurinacional de Bolivia – Etnografía de una Asamblea Constituyente (Descargar Libro)

Posted in Libroteca, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 13 octubre 2014 by La Historia Del Día

Salvador Schavelzon. [Autor]

CLACSO Coediciones. http://www.clacso.org.ar/

ISBN 978-99954-1-487-0

CLACSO. Plural Editores. CEJIS. IWGIA.

La Paz. Enero de 2013

 

 El nacimiento del estado plurinacional

“… El 18 de diciembre de 2005, Evo Morales accede a la presidencia de Bolivia con el 54% de los votos, el porcentaje más alto desde la vuelta a la democracia en 1982 y también la primera vez desde entonces que un presidente asume el Gobierno sin recurrir a pactos parlamentarios. Lo hace con el partido MAS (Movimiento Al Socialismo), que no era un partido de tipo clásico sino la expresión partidaria del Instrumento Político para la Soberanía de los Pueblos (IPSP) formado por el sindicalismo campesino del país, y que accede a esa sigla cedida por un partido político activo en décadas anteriores, como forma de sortear el requisito burocrático de la justicia electoral. Pero el MAS-IPSP cobraría vida propia, más allá de la sigla y también de los sindicatos del campo, sumando fuerza política a partir del impulso inicial de los productores de hoja de coca del trópico de Cochabamba, que comenzaron a disputar elecciones locales en 1997 y fueron sumando el apoyo de sectores de izquierda, indígenas y sociales, protagonistas de las movilizaciones en la política boliviana reciente, en calles y carreteras, en marchas, bloqueos, huelgas de hambre y enfrentamientos con el ejército; también con un progresivo apoyo del voto y apoyo de las ciudades.

(…)Este trabajo es una etnografía de la llegada de campesinos e indígenas al Estado boliviano. Tiene como foco la Asamblea Constituyente convocada e inaugurada en 2006, y el nacimiento del Estado Plurinacional, con la promulgación de la Nueva Constitución e inicio de su implementación en 2009. En una lectura antropológica que como tal buscará acercarse especialmente a la perspectiva de los protagonistas de este momento constituyente, una crónica de los acontecimientos y sucesos que dieron forma a la política boliviana de esta época, con movilizaciones indígenas, regionales y sectoriales, buscará combinarse con la presentación de las hipótesis y visiones políticas que surgían entre los que vivieron esa llegada y el devenir de la construcción de un nuevo Estado…”

Descargar Libro: El nacimiento del Estado Plurinacional de Bolivia

La guerra civil en Colombia (II)

Posted in Historia, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 30 abril 2014 by La Historia Del Día

Fernando Dorado

Rebelión

 Campesinos de Boyacá Colombia

“Hoy, más que nunca, se necesita osadía en el pensamiento y lealtad a la identidad critica, como premisas indispensables de la impostergable batalla de ideas que debe abrir los caminos hacia el futuro”.

II

Amenazar una protesta civil – campesina y agraria – con la represión de 50.000 soldados es un acto de guerra. Lo hizo la clase dominante colombiana el 30 de agosto de 2013. No es el primero que se ejecuta en Colombia ni será el último. Se recuerda siempre con dolor la masacre de los trabajadores bananeros protagonizada por el ejército el 6 de diciembre de 1928. Fue relatada por Gabriel García Márquez en “Cien años de soledad” y motivo de vibrantes debates en el Congreso de la República por parte de Jorge Eliécer Gaitán, quien también escribió un libro sobre el tema.

En el siglo pasado (XX) se pueden reseñar infinidad de hechos similares. El 9 de abril de 1948 el presidente Mariano Ospina Pérez lanzó al ejército para reprimir el alzamiento del pueblo bogotano frente al asesinato de Jorge Eliécer Gaitán al que se habían sumado numerosos cuerpos policiales. El 21 de abril de 1970 Carlos Lleras Restrepo utilizó el toque de queda y movilizó a las fuerzas armadas a nivel nacional para contener a las masas populares que se aprestaban a levantarse en protesta contra el fraude en las elecciones del 19 de abril que le arrebató el triunfo al general Gustavo Rojas Pinilla.

Lo mismo ocurrió durante el Paro Cívico Nacional del 14 de septiembre de 1977. El alcalde de Bogotá Bernardo Gaitán Mahecha declaró el toque de queda y el presidente Alfonso López Michelsen ordenó la intervención del ejército para arremeter contra los obreros huelguistas y habitantes de barrio protestantes que bloqueaban importantes vías de la capital, quienes se enfrentaron a las fuerzas armadas por más de 36 horas.

Dentro de esa misma dinámica de reprimir las protestas civiles pacíficas con las fuerzas del ejército están las Marchas Cocaleras de 1996 en los departamentos de Guaviare, Meta, Caquetá y Putumayo. El gobierno liberal de Ernesto Samper Pizano le dio un tratamiento de guerra a esas movilizaciones sociales que se enfrentaron masivamente a la política de fumigación de cultivos de coca, lo que se constituyó en antecedente del Plan Colombia que el poder estadounidense le impuso a la Nación durante el gobierno de Andrés Pastrana.

Al lado de estos sucesos protuberantes y manifiestos en el tratamiento bélico de la protesta social en Colombia, existe en el tiempo y el espacio una práctica silenciosa, licenciosa, oscura, permanente, soterrada, oculta y escabrosa de reprimir sistemática y violentamente la organización popular. Esa práctica criminal le sirvió de aprendizaje a los estrategas militares estadounidenses para formular la teoría de la “seguridad nacional” y para diseñar toda clase de métodos de “guerra sucia” en los conflictos de baja intensidad.
. Seguir leyendo

La guerra civil en Colombia (I)

Posted in Historia, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 30 abril 2014 by La Historia Del Día

Fernando Dorado

Rebelión

Colombia - Movimiento agrario

“… 12 días llevaba el país paralizado y expectante. Los videos y fotografías donde se apreciaba el salvajismo de la represión desencadenada por las fuerzas del ESMAD contra los inermes campesinos que con piedras, palos y “voladores” de pólvora se defendían de la agresión, llevaron a la mayoría de la población a colocarse del lado de los productores agrarios que denunciaban los impactos de la puesta en marcha de los TLCs y la falta de una política estatal de apoyo a la economía campesina…”

 

I

Colombia vive desde siempre en guerra civil. La resistencia se inició frente a la invasión española, continuó con la lucha de independencia y se mantuvo frente a la exclusión republicana. Desde hace 6 décadas esa lucha civil ha sido minimizada por el impacto del conflicto armado que hemos vivido. Sin embargo, a partir de 2008 las masas populares – proletarias y campesinas – han hecho sentir su fuerza organizada y combativa.

Cuando el 30 de agosto de 2013, bien temprano en la mañana, el presidente Juan Manuel Santos – con cara compungida y gestos enérgicos pero postizos de “comandante en jefe” – en cadena nacional por los canales de televisión, amenazó a los campesinos paperos y lecheros de Boyacá, Cundinamarca y Nariño, y en general a los labriegos movilizados en todo el territorio nacional, con la intervención de 50.000 soldados para desbloquear las carreteras que impedían el abastecimiento de alimentos a la capital de la República y obstaculizaban el paso por la carretera panamericana hacia el Ecuador, selló la suerte de su reelección pero a la vez, mostró la extrema debilidad del régimen burgués que preside.
. Seguir leyendo

México: Desarrollo ¿para qué y para quién? – Los sujetos y el objeto del desarrollo

Posted in Latinoamérica, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 22 marzo 2014 by La Historia Del Día

Rene Olvera Salinas

Rebelión

 TLCAN - méxico

(…) Antes y después de la firma del TLC, la clase política, en complicidad con las empresas trasnacionales, prepararon el terreno para la generación de ganancias. 1992: Reforma al artículo 27 constitucional, la tierra comunal puede ser fraccionada y vendida. 1992-1994: Se implementa el Programa de Certificación de Derechos Ejidales y titulación de solares urbanos (PROCEDE). El marco legal estaba puesto para una etapa conocida por diversos intelectuales y militantes como acumulación por despojo (7).

Muchos consideraron ser un problema del campo pero el problema era de la tierra, del territorio, un concepto que nos han enseñado los pueblos indios. Bajo esta lógica el campesino y/o indígena, los productores del 70% de lo que nos da vida, tuvo que prepararse para competir o bien prepararse para la lucha. El primer camino hoy sabemos fue erróneo. El campesino se adhirió al Procede, requisito para obtener créditos para la producción y para ser sujeto de programas sociales de salud, educación, vivienda, etcétera. Algunos tuvieron buenas cosechas pero aún con eso no pudieron competir con los precios de los alimentos de las grandes empresas, por lo que se endeudaron y finalmente perdieron sus tierras. Los únicos ganadores: los bancos y Monsanto, Syngenta, Cargill, etcétera (8).

El sin tierra migró a las ciudades o al país del norte. Fueron tantos que la migración se convirtió en negocio redituable ya sea vía secuestro, trata, o sobreexplotación. Los que llegan a su destino, ahora, sin tierra, sin cerros, sin historia se convirtieron en miserables y en la miseria carne de cañón para los pujantes negocios de la delincuencia organizada. Nuevamente, las ganancias para el narcotráfico y clase política, los muertos, de nuestro lado.
. Seguir leyendo

Colombia – Nuevos sujetos sociales, nuevas formas de lucha: Lecciones del paro nacional agrario

Posted in Latinoamérica, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 12 septiembre 2013 by La Historia Del Día

Fernando Dorado

Prensarural.org

 Colombia - Paro nacional agrario

Nos habíamos propuesto sacar lecciones del paro nacional agrario que ha protagonizado el campesinado colombiano en éste año 2013. Ya analizamos someramente la actitud oportunista de la “burguesía nacional”, representada en el sector agrario por los grandes productores de café, arroz y ganaderos, que apoyan la lucha por subsidios pero no enfrentan la política neoliberal ni están de acuerdo con la lucha por la renegociación de los Tratados de Libre Comercio TLCs. O mejor, no por ahora, no por vías revolucionarias. [1]

Ahora nos enfocaremos en tratar de entender el por qué de la reacción solidaria de cientos de miles de personas – jóvenes principalmente – de las ciudades. En ese sentido es importante reiterar que el principal logro del Paro ha sido político. Se conquistó la solidaridad y la opinión de amplios sectores de la población colombiana alrededor de la denuncia del impacto que han causado los TLCs en la economía nacional y los desastrosos efectos para la economía campesina. El documental 9.70 sobre la resolución del ICA (semillas certificadas) cumplió un destacado papel en las redes sociales. También se hizo conciencia sobre las consecuencias negativas para el país que ha tenido la política neoliberal en el sector agropecuario aplicada a partir de 1990.
. Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.479 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: