Archivos para Neoliberalismo

Elecciones Perú: Victoria electoral del Neoliberalismo y la Alianza del Pacífico

Posted in Latinoamérica, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 7 junio 2016 by La Historia Del Día

Aníbal Garzón Baeza

Rebelión

 

Elecciones peruanas 2016

“…Analizando el área de Relaciones Internacionales e Integración Regional como indicador, podemos ver que tanto Keiko como Kuczynski tienen un mismo programa respecto este punto; potenciar el regionalismo abierto y los Tratados de Libre Comercio (TLC) de la Economía Neoliberal. Una estrategia vestida desde 2012, junto a Chile, Colombia y México como la Alianza del Pacífico para hacer frente a los proyectos soberanos y antineoliberales como MERCOSUR y ALBA-TCP que dijeron No al ALCA con Estados Unidos y a los TLCs…”

 

La segunda vuelta de las Elecciones del Perú celebradas el pasado domingo 5 de Junio más que un debate sobre el presente y futuro ha sido una pugna de élites sobre el pasado.

El exministro de Energías, entre 1980 y 1982 bajo el gobierno del conservador Fernando Belaúnde Terry y también exministro de Economía y Finanzas en 2001 con Alejandro Toledo, entre otros roles, Pedro Pablo Kuczynski (PKK) se ha enfrentado a Keiko Fujimori. Congresista e hija del expresidente encarcelado Alberto Fujimori, por corrupción y crímenes de Lesa Humanidad, que ocupó el rol de Primera Dama entre 1994 y 2000.

Según el resultado electoral, monitoreado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), con el 92,55% de las actas procesadas Kuczynski es el nuevo Presidente del Perú al obtener el 50,32% de los votos y Keiko el 49,68%. Una diferencia de poco más de 120.000 votos con la participación de más de 17 millones de peruanos [1]. Diferencia mínima que no ha provocado el no reconocimiento de los resultados por parte de Keiko, posiblemente porque el triunfo de Kuczynski no sea en realidad la derrota del proyecto económico fujimorista.

El enfrentamiento electoral entre dos líderes se enfocó principalmente en una batalla de pugna nacional e intereses históricos entre la élite fujimorista – que vende los años 90 como el periodo “feliz” de instauración neoliberal bajo el Consenso de Washington y la victoria bélica contra la guerrilla del Sendero Luminoso – y una élite de centro y derecha vestida de antifujimorismo democrático. Propuesta apoyada por personas reconocidas como el escritor Vargas Llosa. Rivalidad más enfocada en choques personales, siglas, historias del pasado, o formas de hacer política, que de diferencias económicas. Seguir leyendo

La derecha latinoamericana (Descargar Texto)

Posted in Reflexiones, Textos with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 16 marzo 2016 by La Historia Del Día

Silvio  Schachter

Herramienta – Revista

El PRO y la derecha latinoamericana

“… La UPLA es una organización que agrupa a partidos de la derecha continental, fue creada en noviembre de 1992 y tiene su sede en la zona de Providencia, en Santiago de Chile. La integran 18 partidos, el PRO es el único miembro argentino y se incorporó en el año 2005. La preside Armando Calderón, ex-mandatario de El Salvador y uno de los fundadores del partido ARENA…”

Una serie de resultados electorales favorables a las fuerzas políticas de la derecha latinoamericana, para muchos imprevisible, ha torcido una tendencia que por más de una década se visualizaba equívocamente como una trayectoria lineal ascendente que dejaba atrás el tiempo del neoliberalismo económico y su hegemonía cultural.

No todo lo que se considera post-neoliberal, necesariamente, debe sumarse al universo de lo popular, aunque en sus gobiernos participen elementos progresistas e incluso de izquierda.  Del mismo modo existe una derecha que se tuvo que desprender obligadamente de varias de las recetas que llevaron al colapso de las políticas económicas y sociales de cuño neoliberal. Ante el default era necesario recomponer el mercado para generar recursos y poder afrontar los pagos externos y garantizar la gobernabilidad.

Los golpes institucionales en Honduras (2009) y en Paraguay (2012) fueron las primeras señales que mostraron que las fuerzas derechistas tienen aún mucha capacidad de acción, pues cuentan a su favor con el apoyo decisivo de los centros internacionales del poder político y económico. La respuesta fue defensiva, primó el temor y la incapacidad para radicalizar los procesos en curso, cediendo posiciones y ofreciendo concesiones, sin asumir autocríticamente las debilidades, estructurales y coyunturales, sobre las cuales se construían las políticas de un nuevo consenso reaccionario.

Para lograrlo, las nuevas derechas crean partidos, se suman a los partidos en crisis, cooptan cuadros políticos, forman nuevos dirigentes, conforman alianzas insospechadas cargadas de un oportunismo visceral, se metamorfosean detrás de una constante: olvidar el pasado, mirar hacia adelante. Cambio es la palabra que se repite en los nombres y slogans de sus coaliciones, donde se disimulan las trayectorias de los protagonistas de los peores actos de la historia latinoamericana. Cambiemos es también el nombre y el formato común de la alianza encabezada por el PRO, donde su principal socio es la añeja UCR, un partido mercenario que negocia su aparato al mejor postor. La coalición asume el gobierno con el mensaje de cerrar una etapa, el comienzo de un giro neoconservador, administrado por gerentes corporativos, ante el casi resignado y preanunciado final de ciclo populista del capitalismo con inclusión.

Contenido:

Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA)

La nueva vieja derecha

Anexo  

Quién es quién en la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA)

Renovación Nacional (RN) y Unión Demócrata Independiente (UDI), Chile

Partido Conservador (PC), Colombia

Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) El Salvador

Partido Nacional Honduras (PNH), Honduras

Partido Conservador (PCN), Nicaragua

Partido Colorado, Paraguay

Demócrata (DEM), Brasil

 

Texto tomado de: http://www.herramienta.com.ar/

Descargar Texto: La derecha latinoamericana

El odio al Estado

Posted in Editoriales, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 19 enero 2016 by La Historia Del Día

Emir Sader

Página/12

Mercado vs Estado

“…Los inmensos procesos de privatización, de apertura de los mercados, de despido de empleados públicos, de suspensión de toda forma de control estatal sobre la economía se han vuelto el eje de las políticas neoliberales…  Un odio selectivo a las funciones de regulación económica del Estado, de garantía de los derechos sociales, de protección del mercado interno. … Pero algunas funciones del Estado le interesan a la derecha. La primera, esencial, es la represión, porque políticas con esos rasgos, intensifican la crisis social y requieren represión. Requieren también el control judicial, para poder legitimar gobiernos autoritarios. Requieren Bancos Centrales que garanticen la liberalización de la economía…”

 

Hasta no hace tanto, Richard Nixon, todavía presidente de Estados Unidos, declaraba: “Somos todos keynesianos”. Era la demostración de la hegemonía de ese modelo. Fueron conservadores y no la izquierda los responsables del Estado de bienestar social en Europa. Era la muestra de que se trataba de un consenso.

Una década después, otro presidente norteamericano anunció el radical cambio de rumbo. Para Ronald Reagan, el Estado dejaba de ser solución, para ser el problema. Se apuntaba al elemento clave del modelo keynesiano, ahora para hacerlo el blanco de los ataques concentrados del neoliberalismo, primero de la derecha tradicional, después también por sectores que venían de la izquierda histórica.

A partir de ese momento se desató una feroz lucha de ideas y política sobre el rol del Estado, con consecuencias directas sobre la economía. El ataque al Estado muchas veces no revelaba claramente que es lo que se promovía en su lugar: el mercado. Pero se trata de una misma operación ideológica, con dos caras.

Para el diagnóstico neoliberal las economías no crecen por excesiva cantidad de regulaciones, que traban y desincentivan las inversiones. Liberemos el capital de esos límites que lo cercenan, implementemos el libre comercio, así se retomarán las inversiones, la economía volverá a crecer y todos volverán a ganar –pronosticaban Reagan y Thatcher, alegre y ingenuamente–.
. Seguir leyendo

Neoliberalismo en América Latina: Crisis, tendencias y alternativas (Descargar Libro)

Posted in Libroteca, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 4 diciembre 2015 by La Historia Del Día

Luis Rojas Villagra. [Coordinador]

Colección Grupos de Trabajo.

ISBN 978-99967-788-3-5

CLACSO. http://www.clacso.org.ar/ BASE.

Asunción. Diciembre de 2015

Neoliberalismo en América Latina

Este trabajo analiza la evolución de la Hegemonía Neoliberal en Suramérica durante el período 1973-2013, estableciendo un balance entre sus rupturas y continuidades.

“… El argumento principal desarrollado en el texto se vincula con dos (hipó)tesis centrales: 1) el fi nal de la hegemonía neoliberal, lejos de verificarse, debe ser evaluado bajo un nuevo “horizonte de visibilidad”. El proyecto político (de clase) que representa el neoliberalismo resulta ser –entre otras caracterizaciones– complejo,diverso, dinámico y, sobre todo, resiliente. En esta forma es posible registrar una renovación del neoliberalismo bajo una versión de nuevo cuño, tanto a nivel global como regional y local.

Este hecho impactaría sensiblemente las nuevas configuraciones de la economía política suramericana respecto a una supuesta fase post-neoliberal. 2) el anti-neoliberalismo, correlato dialéctico de la evolución neoliberal y el cual muchas veces se minimiza o subestima en los análisis, permite pensar en dos grandes tendencias sobre los cambios y transformaciones dentro del proyecto hegemónico a nivel regional: a. la difracción “en” el neoliberalismo (tendencia hacia la continuidad) por una parte; y, b. la bifurcación “del” neoliberalismo (tendencia hacia la ruptura), por la otra.

Ambos rumbos contribuyen en las reflexiones, sobre las nuevas formas de entender la cambiante hegemonía pro-neoliberal, las expresiones contra-hegemónicas, así como las rupturas y continuidades en estos procesos y episodios en Suramérica durante el siglo XXI.

El texto se organiza de la siguiente manera: En la primera sección empezamos reconstruyendo el significado del neoliberalismo a partir de una re-visión descriptiva que permita registrar nuevos elementos de  juicio acerca de este fenómeno y actualizarlo. La sección segunda introduce el anti-neoliberalismo como un dispositivo analítico que permite a través de un ejercicio comparativo acceder al balance entre continuidades y discontinuidades en los regímenes económico-políticos emergentes durante el nuevo milenio. La última sección sintetiza nuestra propia interpretación sobre una de las tendencias identificadas por el análisis y que resulta de importancia regional para el siglo XXI: la reedición neoliberal y el nuevo neoliberalismo…”

Descargar Libro: Neoliberalismo en América Latina

Poder y política en los tiempos de la crisis

Posted in Editoriales, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 24 mayo 2015 by La Historia Del Día

Alejandro Nadal

Sinpermiso.info

Capitalismo

“… El objetivo debe verse no en términos de eliminar obstáculos, sino en función de acrecentar el poderío de las grandes corporaciones y empresas transnacionales que hoy son responsables de una buena parte del flujo de intercambios comerciales internacionales. Esas entidades no tienen raíces y no son responsables ante nadie. Son ejes de concentración de un poder que les permite orientar y manipular espacios legislativos, así como servirse de organismos regulatorios en el ejecutivo en muchos, por no decir todos los países del mundo, e incluso a nivel multilateral…”

La idea de que el mercado libre surge ‘naturalmente’ (y su corolario que cualquier intervención estatal sobre las relaciones de mercado es ‘artificial’) es falsa y peligrosa. La realidad es que el mercado es una criatura del poder del estado. Los arquitectos de la nueva generación de acuerdos comerciales lo saben bien.

Hoy se están negociando en secreto los dos acuerdos comerciales más grandes de la historia del neoliberalismo: el Acuerdo transpacífico de asociación económica (ATP) y la Asociación transatlántica para el comercio y la inversión (ATCI). Son acuerdos extraños porque después de la gran orgía de liberalización comercial de los años noventa es difícil concebir qué más se puede hacer para “abrir las puertas del libre comercio”. La retórica sobre “desatar las fuerzas del crecimiento económico” se antoja anacrónica en el contexto de una globalización neoliberal que desembocó en el estancamiento y la crisis. Y es que los nuevos acuerdos no tienen casi nada que ver con el “libre comercio” y casi todo con el objetivo de acrecentar y consolidar el poder de las corporaciones gigantes que dominan la economía del planeta.

La separación entre poder y política es hoy más clara que nunca. El poder de las grandes corporaciones es real, mientras que la política se deja para asuntos más o menos secundarios de la vida pública. Los partidos pueden o no debatir temas triviales, pero las grandes corporaciones son las dueñas del poder y lo hacen sentir a través de su control sobre sus espacios de rentabilidad en materia de salud, alimentación o medio ambiente.
. Seguir leyendo

David Harvey: Diecisiete contradicciones y el fin del capitalismo (Descargar Libro)

Posted in Libroteca, Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 24 marzo 2015 by La Historia Del Día

David Harvey

Juan Mari Madariaga (Traductor)

17 contradicciones y el fin del campitalismo

Índice

Primera parte. Las contradicciones fundamentales

Contradicción 1. Valor de uso y valor de cambio

Contradicción 2. El valor social del trabajo y su representación mediante el dinero

Contradicción 3. La propiedad privada y el Estado capitalista

Contradicción 4. Apropiación privada y riqueza común

Contradicción 5. Capital y trabajo

Contradicción 6. ¿El capital es una cosa o un proceso?

Contradicción 7. La contradictoria unidad entre producción y realización

Segunda parte. Las contradicciones cambiantes

Contradicción 8.Tecnología, trabajo y disponibilidad humana

Contradicción 9. Divisiones del trabajo

Contradicción 10. Monopolio y competencia: centralización y descentralización

Contradicción 11. Desarrollos geográficos desiguales y producción de espacio

Contradicción 12.Disparidades de renta y riqueza

Contradicción 13.Reproducción social

Contradicción 14. Libertad y sometimiento

Tercera parte. Las contradicciones peligrosas

Contradicción 15.El crecimiento exponencial y acumulativo sin fin

Contradicción 16.La relación del capital con la naturaleza

Contradicción 17. La rebelión de la naturaleza humana: la alienación universal

Conclusión. Perspectivas de un futuro feliz pero disputado: la promesa del humanismo revolucionario

Epílogo. Ideas para la acción política

Bibliografía y otras lecturas

 

“… Las crisis son esenciales para la reproducción del capitalismo y en ellas sus desequilibrios son confrontados, remodelados y reorganizados para crear una nueva versión de su núcleo dinámico (…)Pero lo más llamativo de las crisis no es tanto la trasformación total de los espacios físicos, sino los cambios espectaculares que se producen en los modos de pensamiento y de comprensión, en las instituciones y en las ideologías dominantes, en las alianzas y en los procesos políticos, en las subjetividades políticas, en las tecnologías y las formas organizativas, en las relaciones sociales, en las costumbres y los gustos culturales que conforman la vida cotidiana.

Las crisis sacuden hasta la médula nuestras concepciones mentales y nuestra posición en el mundo. Y todos nosotros, participantes inquietos y habitantes de este mundo nuevo que emerge, tenemos que adaptarnos al nuevo estado de cosas mediante la coerción o el consentimiento, aunque añadamos nuestro granito de arena al estado calamitoso del mundo a causa de lo que hacemos y de cómo pensamos y nos comportamos.

En medio de una crisis es difícil prever dónde puede estar la salida.

Las crisis no son acontecimientos sencillos. Aunque tengan sus detonantes evidentes, los cambios tectónicos que representan tardan muchos años en materializarse. La crisis arrastrada durante tanto tiempo que comenzó con el desplome de la bolsa de 1929, no se resolvió definitivamente hasta la década de 1950, después de que el mundo pasara por la Depresión de la década de 1930 y la guerra global de la de 1940. De igual manera, la crisis de la que advirtió la turbulencia en los mercados de divisas internacionales en los últimos años de la década de 1960 y los acontecimientos de 1968 en las calles de muchas ciudades (de París y Chicago a Ciudad de México y Bangkok) no se solucionó hasta mediados de la década de 1980, después de haber pasado, a principios de la de 1970, por el colapso del sistema monetario internacional establecido en 1944 en Bretton Woods, por una década turbulenta de luchas laborales (la de 1970) y por el ascenso y la consolidación de las políticas del neoliberalismo bajo la égida de Reagan, Thatcher, Khol, Pinochet y finalmente Deng en China…”

Descargar Libro David Harvey: Diecisiete contradicciones y el fin del capitalismo

 

Prolegómenos del determinismo científico

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 7 diciembre 2014 by La Historia Del Día

Jorge Gómez Barata

Altercom

 Prolegómenos del determinismo científico

Según me parece: el liberalismo fue una excelente doctrina económica, buena para empresas y empresarios, capitanes de la industria y capitalistas de dinero, hacendados y comerciantes vinculados tanto a la importación como a la exportación e incluso para las mayorías … Por supuesto que hablábamos del siglo XIX en Europa y los Estados Unidos y de tiempos fundacionales en los que: «Si algo era bueno para la General Motor, lo era también para los norteamericanos».

El Tercer Mundo, especialmente América Latina es problemático como escenario para intentar formulaciones científicas. Allí donde la historia comenzó tarde y castrada por la irrupción exógena, donde muchas cosas están comenzadas y pocas terminadas, son difíciles las formulaciones de rigor y las adecuaciones y compromisos suelen ser un camino que no conduce a ninguna parte.

Es la idea que reitero acerca de que cada fenómeno social, máxime cuando discurre a escala de toda una época histórica, tiene su momento y que pasado ese instante mágico puede transformarse, incluso en su contrario.

No se trata de un dogma, sino de un punto de partida metodológico que permite comprender los condicionamientos históricos de los grandes procesos.

Probablemente ningún cabecilla ni ninguna fuerza política pueda hoy reproducir los esquemas con que operaron el fascismo y nacionalsocialismo y que permitieron a Mussolini y a Hitler manipular la conciencia social de naciones avanzadas. El fascismo de hoy asume otros disfraces.

Esta lógica permite entender lo que ocurre con el neoliberalismo, pariente deforme e irreconocible del liberalismo, crecido a destiempo no como necesidad del desarrollo social, sino como imposición caprichosa de los centros de decisión política metropolitanos al Tercer Mundo y por ello, en última instancia, bueno para nada.

El liberalismo económico vino desde abajo, empujado por una clase social oprimida y excluida, como era la burguesía que en la época feudal, no sólo era mal vista por su laboriosidad, apego a la ilustración y sus intensos deseos de hacer dinero, sino impedida de acceder al poder político que, dicho sea de paso, es la quinta esencia del poder o el poder por excelencia.

Por asociarse a la libertad en su más amplio sentido, promover el éxito individual como medida de todas las cosas, rechazando el régimen de castas, el elitismo y los privilegios basados en una supuesta e injustificada divinidad de la realeza y santidad del poder real y reivindicar los frutos del trabajo del talento, el liberalismo económico fue el gonfalón de la época de revolución social que condujo al capitalismo. Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.052 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: